Páginas

Reese's Cup Fit o Bombones de Mantequilla de Cacahuete Fit

jueves, 4 de mayo de 2017


Todos sabéis lo amante que soy del chocolate y de la mantequilla de cacahuete, por separado me vuelven loca pero es que juntos, son lo más de lo más.

Hace un tiempo descubrí los bombones Reese's Cup y me enamoré perdidamente de ellos. Para los que no los conocéis, son unos bombones de chocolate con leche rellenos de mantequilla de cacahuete, vamos la combinación perfecta para una adicta a ambos sabores como yo.

Pero podéis imaginar la cantidad de calorías y azúcares que tienen estos pequeños, son verdaderas bombas calóricas y para una loca por la alimentación "sana" como es mi caso, este amor no es compatible con comer este tipo de manjares.

Pero mi amor por ellos no desaparecía, así que me puse a investigar cómo hacer una versión más saludable y, aunque con calorías a tope también, esta versión que os traigo hoy son muchos más sanos, con un aporte de nutrientes bueno, sin azúcares añadidos ni grasas saturadas. 

Son la opción ideal para esos momentos en los que nuestro cuerpo nos pide chocolate a gritos, yo suelo sentir esto con bastante frecuencia, de esta forma podemos disfrutar de un bombón realmente delicioso y quitarnos esa ansiedad que nos podría llevar a picar otra cosa más peligroso.

Ojo, con lo que he dicho anteriormente no significa que podamos comer estos bombones sin parar. ¡Nooo! Tienen calorías, quiero dejar esto bien claro, pero todos los ingredientes utilizados son saludables y no aportan calorías vacías, son una buena fuente de energía.

Os aseguro que el sabor es perfecto, no pueden estar más buenas y por supuesto, no tienen nada que envidiar a las auténticas. Os animo a probarlas y al igual que yo necesitaréis una para poder vivir.

INGREDIENTES:

  • 250 grs de Chocolate con leche sin azúcar Valor.
  • 2 cucharaditas de aceite de coco.
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete MyBodyGenius.
  • 4 cucharadas de proteína en polvo sabor vainilla.

ELABORACIÓN:

Para esta receta vamos a utilizar moldes de silicona para hacer cupcakes. Reservamos.

En un cazo, ponemos al baño María el chocolate con leche sin azúcar y el aceite de coco. Con la ayuda de una cuchara removemos para ayudar a que se fundan.

Cuando ambos ingredientes se hayan fundido y mezclado por completo, ponemos una cucharada de la mezcla en la base de los moldes para cupcakes de silicona e introducimos en el congelador hasta que el chocolate adquiera consistencia.

Mientra tanto, en un bol mezclamos la mantequilla de cacahuete con la proteína en polvo. La idea es ir añadiendo poco a poco la proteína con el fin de adquirir la consistencia adecuada, la cantidad de proteína necesaria dependerá de los líquida que sea vuestra mantequilla de cacahuete. La consistencia adecuada es aquella que al coger con una cuchara no se caiga por sí sola, similar a una masa de cookies.

Sacamos nuestros moldes de silicona del congelador y sobre la base de chocolate colocamos, con la ayuda de una cuchara, un bola de la mezcla de mantequilla de cacahuete, intentamos extenderla lo mejor posible para que llegue a todas partes. Por último, cubrimos cada bombón con más chocolate fundido para que no se vea el cacahuete y quede lo más liso posible. Volvemos a meter en el congelador hasta que endurezca.

Para disfrutar de ellos, solo tenemos que desmoldar y comer. 


Os advierto una cosa, tened cuidado porque crean adicción total, solo de escribir la receta siento la necesidad de tener que hacer más. Una vez siento que podría alimentarme de esta receta durante una buena temporada y estoy segura de que más de uno me acompañaría.

Un besazo y feliz semana, nos vemos en unos días.