Páginas

Banoffe Pie

jueves, 22 de junio de 2017


Hace mucho tiempo que tenía ganas de probar esta tarta. Desde que comencé en esto del blog, veía como otras blogueras la publicaban y mis ganas iban en aumento, pero el tiempo y otras recetas que me iban entrando por el ojo, la dejaban apartada....

Hasta que el mes pasado, aprovechando que tenía masa quebrada en el congelador y que era el aniversario de mis padres, la hice y el resultado fue espectacular porque realmente es deliciosa.

Sé que la versión original lleva una base de galletas trituradas con mantequilla pero tenía que darle salida a esa masa quebrada que tenía desde las Navidades abandonada en mi congelador y ésta era una ocasión ideal. Está tan rica que da igual la base, lo importante es la mezcla de sabores que hacen de esta "Pie" una tarta digna de mención.

Contaros que la tarta Banofee es de y éste se remonta a 1972, año en el que fue servido por primera vez en la barra del restaurante inglés The Hungry Monk Restaurant. 

Esta tarta fue una evolución de otra “Blum’s Coffee Toffee Pie” que ya existía e importó su chef en los años 60’s,  al ver que no funcionaba porque el toffe se quedaba muy duro, el asistente del chef comenzó a experimentar en la forma de hacer el toffe y probó diversas frutas: manzanas, mandarinas y, finalmente, plátano. 

De ahí el nombre de la tarta “Banofee pie”: Banana + Toffee. 

Este nuevo postre de la casa resultó ser un éxito absoluto, y a el día de hoy, sigue siendo  una de las tartas más conocidas y extendidas en la mayoría de restaurantes europeos.  Se dice que la tarta Banoffee era la tarta favorita de Diana de Gales y también la de Margaret Thatcher y ahora creo que también la mía, aunque yo no sea tan importante jejeje

INGREDIENTES PARA LA BASE:

  • 250 grs de mantequilla fría sin sal.
  • 580 grs de harina común.
  • 5 grs de sal.
  • 1 huevo frío.
  • 30 ml de agua fría.
  • 10 ml de vinagre.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 3 plátanos
  • 200 ml de nata 35% materia grasa.
  • Dulce de leche al gusto, yo he usado Márdel.
  • 1 cucharadita de vainilla.


ELABORACIÓN DE LA BASE:

En un bol ponemos la mantequilla fría cortada en cubos, añadimos la harina, el azúcar y la sal y mezclamos bien hasta que la masa tenga la textura de migas gruesas.

En otro bol, batimos el huevo, el agua y el vinagre. Añadimos la masa a este bol de una sola vez, mezclando hasta que obtengamos una masa homogénea.

Le damos forma de cilindro  y la envolvemos en film transparente, dejamos reposar en la nevera durante al menos una hora antes de estirar

MONTAJE DE LA TARTA:

Transcurrido el tiempo de reposo de la base de nuestra tarta, la sacamos de la nevera y la dejamos reposar 30 minutos antes de estirarla.

Sobre una superficie enharianda y con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta que tenga un grosor de unos 3mm. 

Colocamos nuestra base en un molde redondo de unos 23 cm de diámetro, si es necesario podemos recortar los bordes para que quede justa al molde. Refrigeramos unos 20 minutos antes de hornear.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 190º. Cuando hayan pasado los 20 minutos, sacamos nuestro molde de la nevera y cubrimos la base con papel de aluminio, sobre el mismo colocamos algo de peso, yo he usado legumbres que tengo reservadas para esto, con ello, ayudaremos a que la masa no suba mientras se hornea.

Horneamos durante 20 minutos, transcurrido este tiempo, retiramos el papel de aluminio y las legumbres y volvemos a hornear unos 12 minutos más hasta que los bordes de la masa adquieran un color dorado.

Sacamos del horno y mientras la base sigue caliente, batimos una clara de huevo y pincelamos toda la base con la misma, con esto lo que vamos a conseguir es que no se humedezca. Dejamos enfriar la base.

Cuando se haya enfriado por completo, cortamos los plátanos en rodajas y los repartimos por la base de la tarta, haciendo una cama de plátano generosa. 

Cuando hayamos cubierto toda la tarta, añadimos el dulce de leche, repartiéndolo por encima del plátano, lo extendemos bien con la ayuda de una espátula para que quede liso.

Por último monta la nata, en el bol de nuestra amasadora, añadimos el azúcar y la nata y montamos hasta que ésta esté firme.

Con la ayuda de una cuchara, extiende la nata de manera irregular sobre el dulce de leche, no te preocupes si no queda muy lisa, a mí me gusta más que forme pequeñas montañas de nata. Termina la tarta decorándola con cacao en polvo.

Introducimos nuestra deliciosa tarta en la nevera hasta el momento de servir.

Esta es una tarta perfecta para cualquier ocasión, pero con los calores prematuros que estamos sufriendo en toda España, creo que se puede convertir en unas de las mejores opciones para ofrecer al terminar de comer, fresca es aún más irresistible.

Si sois como yo y aún no habéis probado esta maravilla, aquí tenéis la receta perfecta. Estoy segura de que no os arrepentiréis.

Un beso amigos y hasta la próxima semana.


Seguir leyendo

Barritas de Avena, Mantequilla de Cacahuete y Chocolate

jueves, 15 de junio de 2017



Hoy os traigo una receta de esas que hacen historia. Si adoras la mantequilla de cacahuete pero aún eres más adicta al chocolate, sin duda alguna aquí tienes tu receta perfecta.

Sencilla, rápida, rica en proteínas, acta para veganos, libre de gluten y azúcar y hecha con granos enteros. Y lo mejor de todo es que no necesitan horno y se preparan con tan solo cuatro ingredientes.

Tenía muchas ganas de preparar barritas de nuevo, pero esta vez tenía que añadir mantequilla de cacahuete y claro, no ponerle un poco de chocolate sería un delito, ya que la combinación de ambos sabores es espectacular, al menos para mí.

Este es un snack perfecto para tomar a media mañana o justo antes de entrenar, para reponer energía y coger fuerzas. Aunque si tenemos antojo de algo dulce, pegajoso y empalagoso, antes de elegir cualquier otra opción que venden en el super, esta opción es la mejor que podemos elegir aunque sea a deshoras, ya que sabemos que ingredientes llevan y, aunque aportan calorías, éstas no son vacías y también carecen de azúcar refinado añadido.

Os estoy intentando convencer de que las probéis, ¿se nota mucho? jejejeje. Espero estar vendiéndolas bien y que os animéis a prepararlas en casa.


INGREDIENTES PARA LAS BARRITAS:

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete natural, yo he utilizado de My Body Genius.
  • ¼ taza + 2 cucharadas de jarabe de arce puro.
  • 1 ¼ de taza de avena sin gluten.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA DE CHOCOLATE:
  • ½ de chocolate con leche sin azúcar Valor.
  • ¼ taza + 1 cucharada de mantequilla de cacahuete natural de My Body Genius.

PREPARACIÓN:


Preparamos un molde cuadrado poniendo papel vegetal en el fondo. Reservamos.

En un tazón mediano, apto para microondas, agregamos la mantequilla de cacahuete y el jarabe de arce. Batimos ambos ingredientes hasta que estén bien mezclados. 

Calentamos la mezcla en intervalos de 20 segundos en el microondas hasta que comiencen a formarse burbujas.

En ese momento, sacamos del microondas y añadimos la avena. Removemos bien con la ayuda de una espátula hasta que estén completamente combinados. 

Echamos esta mezcla en el molde que teníamos reservado, usando una espátula de goma para dejar una superficie lo más lisa posible. Reservamos.

Ahora vamos a preparar la capa de chocolate. Para ello usamos el mismo método anterior.

En un recipiente mediano, apto para microondas, agregamos los ingredientes y calentamos en incrementos de 20 segundos hasta que se ablande y se derrita. Removemos bien hasta que ambos ingredientes se integren.

Vertemos esta mezcla de chocolate sobre las barras de avena que teníamos reservadas e introducimos en el frigorífico hasta que endurezca.

Sacamos del frigo y con ayuda de un cuchillo cortamos en cuadrados del tamaño deseado.

Ahora ya podemos disfrutar de estas maravillosas barritas de avena que combinan dos de los sabores más Top del mundo mundial, al menos para mí, Chocolate y Mantequilla de Cacahuete.

¿Quién puede resistir la tentación?

Besos enormes a todos, nos vemos en siete días con nueva receta.


Seguir leyendo

Helado Fit de Plátano, Mantequilla de Cacahuete y Chocolate

jueves, 8 de junio de 2017


Parece que este año el verano se adelanta más de la cuenta, y aunque hay días que el calor sofocante nos da un respiro, las temperaturas están siendo demasiado altas para la fecha en las que nos encontramos.

Y como no podemos hacer nada, lo mejor es buscar una manera deliciosa de combatirlo y para mí no hay nada mejor que disfrutar de un rico helado.

Una de las cosas que más me gusta de la época estival, a parte de las maravillosas vacaciones, son los helados. Y es que podría alimentarme a base de helados de distintos sabores durante meses, creo que pocos son los que no me gustan, pero claro, están tan buenos como calorías tienen y cuando llevo una temporada tomando más de uno me entran los remordimientos que no me dejan parar.

Por este motivo, estoy en la búsqueda del helado "healthy" perfecto y para comenzar con la temporada éste es el que os traigo hoy, una combinación de sabores perfecta y una textura ideal para poder darnos un capricho sin que nos pese demasiado.

No tardaréis nada en hacerlo y el resultado es espectacular, os animo a probarlo y que me contéis qué os parece. Vamos con la receta.

INGREDIENTES:

  • 5 plátanos.
  • 5 cucharadas de mantequilla de cacahuete de My Body Genius.
  • 75 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 100 grs de chocolate con leche sin azúcar Valor.


ELABORACIÓN:

Pelamos los plátanos y los partimos en dados, los metemos en una bolsa para congelar y los metemos toda la noche en el congelador.

Troceamos el chocolate con leche sin azúcar en trocitos pequeños. Reservamos.

Al día siguiente, sacamos los plátanos del congelador y los ponemos en el procesador de alimentos juntos con la leche y la mantequilla de cacahuete. Trituramos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Echamos la mezcla en un bol y le añadimos los trozos de chocolate con leche sin azúcar que teníamos reservamos, repartimos bien. Tapamos el bol con film transparente e introducimos nuevamente en el congelador mínimo dos horas antes de consumir.

Para disfrutar de este helado, podemos acompañarlo de un poco más de mantequilla de cacahuete, algún barquillo o un poco de chocolate, esa es la opción que yo he elegido. Poner un poco de Protein Crunch de My Body Genius y a disfrutar de esta maravilla es una opción realmente acertada.

¿Os animáis a compartirlo conmigo?

Un beso enorme a todos, nos vemos en un semana amigos. Gracias por estar aquí, sois los mejores.

Seguir leyendo

Tarta Fit de Queso y Gelatina

jueves, 1 de junio de 2017


Aún tengo gelatinas sin azúcar que compré este verano en Portugal. Cuando estuve allí, me volví literalmente loca, fue entrar en el supermercado y....quedarme sin palabras.

¡Había gelatinas sin azúcar añadido de todos los sabores que os podáis imaginar! Así que, ni corta ni perezosa, compré un par de casi todos. Al mirar la fecha de caducidad y ver que duraban hasta el año 2018 me vine totalmente arriba y no hubo límites para mí.

Y para muestra, un botón. Os prometo que éste es uno de los muchos stand del super con productos sin azúcar.

Mi cara es una mezcla de alucine y de emoción y como era imposible elegir una, me traje todas.

Así que con tanta gelatina en el armario, me puse a pensar en una nueva receta dulce que me quitara la ansiedad de dulce, pero que no llenara mi cabeza de remordimientos.

Soy muy de eso, los remordimientos me vuelven loca y si me paso durante varios días luego mi conciencia no me deja parar. Por eso, siempre que es posible, intento hacer una receta que no me aporte gran cantidad de calorías.

Lo mejor de esta tarta es que tiene un alto porcentaje de proteínas, he usado queso 0% batido sustituyendo la nata ligera que he utilizado en otras ocasiones, de esta manera reducimos las calorías y los porcentajes son mejores en cuanto a grasas se refiere.

La mezcla de sabores es perfecta y la textura ideal, además de ser muy fresca y ligera. Por todo esto, para mí, se ha convertido en el postre perfecto. ¿Quién se anima a probarla conmigo?


INGREDIENTES PARA LA BASE:

  • 200 grs de galletas sin azúcar integrales.
  • 8 cucharadas de leche desnatada sin lactosa.


INGREDIENTES PARA LOS CUADRADOS DE GELATINA:

  • Gelatina sabor mora sin azúcar añadido.
  • Gelatina sabor pera sin azúcar añadido.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 700 ml de queso 0%.
  • 250 ml de agua.
  • 500 grs de queso crema light.
  • 2 sobres de gelatina sin azúcar sabor fresa.
  • 2 y 1/2 cucharadita de edulcorante líquido.


PREPARACIÓN:

Preparamos los cuadrados de gelatina sabor mora y pera: Lo primero que vamos a hacer, es preparar la gelatina sabor mora y pera el día de antes. Yo he usado estos sabores pero podéis utilizar los que más os gusten o los que encontréis en el super.

Para prepararla, sencillamente seguimos las instrucciones de elaboración que aparecen en el paquete. Consiste en mezclar 500 ml de agua caliente con el sobre de gelatina, remover y disolver. A continuación, añadimos 500 ml más de agua fría y volvemos a mezclar bien. Echamos la gelatina en un molde y refrigeramos hasta que solidifique.

Al día siguiente, preparamos un molde desmoldable poniendo panel de hornear en la base. Reservamos.

Preparamos la base de galleta: En el procesador de alimentos trituramos las galletas. Cuando las tengamos trituradas por completo, las echamos en un bol y la mezclamos con las cucharadas de leche. Mezclamos bien hasta obtener una mezcla similar a la arena mojada.

Colocamos la mezcla de galletas y leche en el molde que teníamos reservamos y repartimos de manera uniforme por toda la superficie, es importante presionar bien y que quede bien prieta. Cuando la tengamos perfecta, reservamos en la nevera para que la base de galletas adquiera mayor consistencia.

Preparamos el relleno. Mientras tanto, calentamos un poco el agua en el microondas, sin que rompa a hervir, tan solo necesitamos calentarla. Echamos los sobres de gelatina de fresa en el agua y con la ayuda de una cuchara mezclamos bien hasta que la gelatina se disuelva por completo. Reservamos para que baje de temperatura y se temple.

En el bol de la amasadora echamos el queso crema, el edulcorante líquido y el queso batido 0% y batimos hasta que todos los ingredientes se integren. Cuando veamos que no hay ningún grumo, añadimos la gelatina de fresa disuelta en agua que teníamos reservada y que tiene que estar templada para evitar que el cambio brusco de temperatura nos estropee la mezcla, volvemos a mezclar bien hasta que la gelatina se integre bien con el resto de ingredientes.

Montaje de la tarta. Ahora que tenemos nuestro relleno listo, sacamos los moldes de gelatinas de mora y pera que habíamos preparado la noche de antes. Desmoldamos y con ayuda de un cuchillo, cortamos cuadrados de tamaño uniforme de los dos sabores.

Cuando tengamos bastantes, sacamos nuestra base de galleta de la nevera y sobre la misma repartimos estos trozos de gelatina por toda la superficie. Para terminar, echamos con cuidado (sobre los cuadrados de gelatina de mora y pera) nuestra mezcla de queso y gelatina de fresa de manera uniforme e introducimos en la nevera como mínimo ocho horas, aunque lo ideal sería dejarla toda la noche.

Os aseguro que fresquita, recién salida de la nevera y más con estos calores, es el postre ideal. Ligera y suave, ideal para el verano y para disfrutar de un dulce sin renunciar a cuidarnos.

Espero que la probéis en casa y que me contéis que os parece. En casa ha sido todo un éxito, ahora necesito saber si en la vuestra también pasa a ocupar un lugar "Top".

Un beso enorme a todos, gracias por leerme cada semana.

¡Os quiero!


Seguir leyendo

Bizcocho Cebra Fit

jueves, 25 de mayo de 2017

 

Hoy os traigo una receta maravillosa que hará de vuestros desayunos o meriendas una verdadera delicia.

Pero si encima os confieso que no tiene azúcar añadido ni grasas, ¿Cómo os quedáis? Además, en lugar de utilizar harina de trigo, está hecho con harina de avena, ideal para mantener el hambre a raya hasta la hora de la comida. 

Ya sabéis que me encanta la harina de avena y que la utilizo para todos mis postres Fit, ya que su beneficios son enormes y su sabor delicioso. Si aún no habéis probado a introducirla en alguna de vuestras recetas, estoy segura de que cuando lo hagáis quedaréis encantados y si además lo hacéis probando este bizcocho cebra, quedaréis enamorados, os lo aseguro amigos.

INGREDIENTES:

  • 150 grs de harina de avena.
  • 7 claras pasteurizadas.
  • 2 huevos enteros.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Un pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • 100 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo de unos 20 cm de diámetro poniendo papel de hornear en su base. Engrasamos ligeramente las paredes del mismo con un poco de aceite de coco. Reservamos.

Separamos las yemas de las claras de los 2  huevos enteros y colocamos las claras  en el bol de la amasadora, la cual tendremos lista con el accesorio de varillas. Añadimos las otras 7 claras pasteurizadas y la pizca de sal y montamos a punto de nieve. Cuando las tengamos bien firmes, las echamos en un plato y reservamos.

En un bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina de avena, el bicarbonato sódico y la levadura. Reservamos.

Quitamos las varillas de nuestra amasadora y colocamos el accesorio para mezclar (la pala), en el bol echamos las yemas, el edulcorante líquido, la mantequilla de cacahuete y las cucharaditas de NutChoc, mezclamos bien. Como esta masa resulta muy consistente añadimos seguidamente la leche y batimos bien hasta que todos los ingredientes se integre.

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, añadimos los ingredientes secos y mezclamos bien.

A continuación y con la ayuda de una espátula, agregamos poco a poco las claras montadas a punto de nieve. Lo haremos con movimientos envolventes, muy despacio, para evitar que se bajen, es importante que nuestra masa tenga mucho aire, así nos quedará  un bizcocho muy esponjoso al hornear.

Cuando hayamos incorporado las claras a punto de nieve, dividimos la masa en dos partes iguales y a una de ellas, le agregamos las 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Con la ayuda de dos cucharas, vamos a empezar a preparar nuestro bizcocho cebra. Para ello, ponemos una cucharada de masa blanca en el centro del molde que teníamos reservado con papel vegetal en el fondo, sobre ésta, ponemos una cucharada de masas de chocolate, a continuación, repetimos poniendo en el centro de la de chocolate, otra de masa blanca, después otra de masa de chocolate y así sucesivamente hasta acabar con ambas masas. Lo importante es poner cada cucharada en el centro de la otra, la masa se irá  extendiendo por todo el molde de manera uniforme.

Horneamos durante 45 minutos. Transcurrido este tiempo, pinchamos en el centro nuestro bizcocho con un palillo, si éste sale limpio, nuestro bizcocho está listo.

Sacamos del horno, lo dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde y acontinuación desmoldamos para dejarlo enfriar por completo sobre una rejilla.


Podemos comerlo solo o cortarnos un pedazo y partirlo por la mitad y rellenarlo de mermelada de nuestro sabor preferido, pero para mojarlo en una buena taza de café está más delicioso.

En mi casa se ha convertido en el rey de los bizcochos, o mejor dicho, el rey de los "Fitcochos". ¿Os animáis a que ocupe el mismo puesto en la vuestra?

Espero vuestros comentarios, un beso enorme y hasta la próxima receta amigos.


Seguir leyendo

Barritas Energéticas

jueves, 18 de mayo de 2017

 

Desde hace bastante tiempo tenías muchas ganas de preparar mis propias barritas energéticas. Es cierto que existen una variedad inimaginable en el mercado y algunas de ellas están realmente deliciosas, además de tener unos porcentajes ideales para cuidar nuestra alimentación.

Sin embargo, esto no me ha quitado las ganas de ponerme a experimentar en mi cocina y hacer esta maravilla realidad.

Son muy sencillas de preparar y nos ofrecen una gran posibilidad de variar sus ingredientes en función de lo que más nos guste, podéis utilizar todos los restos de frutos secos que tengamos por casa y os quedarán de vicio total. Además, su textura es perfecta, jugosas y tiernas y con el punto de dulzor ideal para disfrutar de ellas con todos los sentidos.

Ahora ya podéis disfrutar de estas barritas energéticas caseras, que os aportarán energía para afrontar el día con la máxima energía.

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de copos de avena.
  • 1/2 taza de almendras crudas picadas.
  • 1/2 taza de nueces picadas.
  • 1/4 taza de semillas de chía.
  • 1 taza de dátiles deshuesados.
  • 1/3 taza de jarabe de arce.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 1/4 taza de mantequilla de cacahuete.
  • 1/2 taza de orejones secos cortados en trocitos pequeños.
  • 1/2 taza de pistachos picados.
  • 1/2 taza de agua caliente.

ELABORACIÓN:


Precalentamos el horno a 180 ° y preparamos una bandeja rectangular para el horno, poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En otra bandeja, vertemos los copos de avena, las almendras, las nueces y las semillas de chía y las tostamos en el horno durante 10 minutos, hasta la mezcla esté ligeramente dorada. Cuando adquieran este ligero color, sacamos del horno y reservamos.

En el procesador de alimentos, echamos los dátiles y la 1/2 taza de agua caliente, triturando bien hasta que obtengamos una especie de caramelo.

Cuando hayamos obtenido esta textura, en un bol grande, ponemos este caramelo y le agregamos la mezcla de avena y frutos secos tostados. Con la ayuda de una espátula mezclamos bien. Reservamos.

En una cacerola pequeña, derretir suavemente el jarabe de arce, el aceite de coco y la mantequilla de almendras. Una vez combinado, agregar al bol con el caramelo de dátiles y la mezcla de avena y frutos secos. 

Removemos bien hasta que todos los ingredientes se integren. Por último, agregamos los orejones y los pistachos, dejando algunos pistachos y algunos orejones para ponerlos en la parte superior de las barritas.

Ponemos nuestra masas de barritas energéticas en la bandeja que teníamos preparada con papel vegetal,  aplanamos la mezcla hacia abajo con las manos o la parte posterior de una cuchara. Ahora agregamos los pistachos restantes y los orejones en la parte superior, presionando un poquito con la mano para que se peguen a la masa.

Metemos en el congelador durante 30 minutos, o como mínimo una hora en la nevera. Transcurrido este tiempo, sacamos de la nevera y con la ayuda de un cuchillo, cortamos en 12 barras y las guardamos en un recipiente hermético en la nevera o congelador.


Y hasta aquí la receta de hoy. Con ellas tendréis una energía tremenda, podréis afrontar el día a tope y os digo, con total seguridad, que no podréis resistir la tentación de comer solo una y que repetiréis la receta en más de una ocasión.

Espero que os hayan gustado y sobre todo, que os hayáis quedado con las ganas de probarlas y por lo tanto de prepararlas en casa.

Un beso enorme y hasta la próxima receta amigos.

Seguir leyendo

Tostadas Francesas Fit

jueves, 11 de mayo de 2017


Hoy os traigo, creo que sin ninguna duda, unos de mis desayunos preferidos, por lo llamarlo "el más preferido de todos".

Unas deliciosas tostadas francesas Fit que harán de vuestras mañanas toda una delicia. Antes solo las preparaba los fines de semana, porque me gustaba comerlas calientes y recién hechas, pero desde que he descubierto que de un día para otro están igual de irresistibles, ya no tengo que esperar al sábado para disfrutar de ellas.

Sé de sobra que se trata de una receta sencilla, pero como muy a menudo comparto mis desayuno en Instagram y estas tostadas suelen ser protagonistas muchos días, me apetecía deciros como las preparo. Porque, aunque son muy fáciles y rápidas de preparar, cada uno tiene su manera y sus trucos para hacerlas irresistibles y yo quería contaros cuales son los míos por si os animáis a probarlas a mi estilo.

Como más las disfruto es poniéndoles mermelada sin azúcar de albaricoque (yo utilizo Hero Diet), arándanos frescos y un poco de mantequilla de cacahuete por encima, os prometo que están tremendas y solo os doy ideas para que no caigáis en la monotonía y en el aburrimiento. 

Porque comer sano y de manera equilibrada no tiene que ser aburrido, al revés, puede ser delicioso, divertido y todo lo que nos propongamos, porque la creatividad e imaginación van de la mano y utilizar ambas en la cocina es maravilloso.

INGREDIENTES PARA 4 TOSTADAS FRANCESAS:

  • 4 rebanadas de pan integral sin azúcar añadido.
  • 1 huevo entero.
  • 1/2 vaso de leche desnatada sin lactosa.
  • 2 claras de huevo pasteurizadas.
  • Canela en polvo al gusto.
  • Aceite de coco para la sartén.


ELABORACIÓN:

En un bol, ponemos todos los ingredientes y con la ayuda de un tenedor los mezclamos bien. Vamos introduciendo las rebanadas de pan de una en una en la mezcla, hasta que queden bien empapadas y blanditas. Reservamos.

Colocamos una sartén a fuego bajo y en ella ponemos un poco de aceite de coco. Cuando éste se haya fundido por el calor, ponemos una rebanada de pan mojada en la mezcla anterior y la dejamos hasta que se dore, en ese momento le damos la vuelta para que también se haga por el otro lado.

Repetimos la misma operación con todas las rebanadas de pan.

Podemos tomarlas calientes o frías y acompañarlas de lo que más nos guste, pueden ser frutas, mermeladas, miel, mantequilla de cacahuete y incluso solas. Parecen torrijas pero con menos calorías y son un desayuno perfecto para empezar el día con energía.

Un beso enorme a todos, espero que os animéis a desayunar rico como hago yo. 

Nos vemos la próxima semana amigos.


Seguir leyendo