Páginas

Cookies Healthy de Frutos Secos y Arándanos-Coloma García Artesanos

jueves, 19 de octubre de 2017



Una semana más os traigo una receta galletera, pero unas galletas especiales. Son blanditas y comerte solo una se convierte en una misión imposible cuando te comes la primera.

Son unas cookies saludables, no tienen azúcar blanca añadida ni aceites. Son ricas en grasas saludables, provenientes de los frutos secos y nos ayudan a mantener el hambre a raya, ya que para su elaboración he utilizado dos tipos de harina, una de ellas de avena.

Con estas galletas tenéis en vuestras manos la mejor opción para una merienda, desayuno o almuerzo sano y delicioso.

Cada día estoy más concienciada de no comprar productos que contengan aceite de palma. Me parece una verdadera tomadura de pelo, la manera en la que juegan con nuestra salud, sobre todo me quedo sin palabras en aquellos productos que están destinados a los niños o aquellos que nos intentan vender como "sanos o healthy"realmente deberíamos tener conciencia de todo lo que metemos en nuestra bolsa de la compra porque si te pones a leer los ingredientes.....cuanto menos es para echarse las manos a la cabeza.

Con esto no quiero hacer apología de nada, simplemente que he me dado cuenta (afortunadamente desde hace bastante tiempo), que existen opciones más saludables para nuestra salud y que no tenemos que renunciar a un dulce exquisito. Existen muchas recetas que podemos hacer en casa, sabiendo perfectamente cuales son los ingredientes que comemos. 

Por este motivo y solo buscando ingredientes de primera calidad para estas "Cookies Saludables", he utilizado para su elaboración paste de avellanas de Coloma García Artesanos una empresa familiar que se caracteriza por la gran variedad de productos que ofertan así como por su inigualable calidad. Tenéis que visitar su web y deleitaros con tantas delicias.

INGREDIENTES:

  • 1 taza de harina de almendras.
  • 1 taza de frutos secos (yo he usado avellanas y almendras crudas).
  • 4 cucharadas de pasta de avellanas de Coloma García Artesanos.
  • 1 taza de copos de avena.
  • 4 cucharadas de harina de avena.
  • 2 cucharadas de harina de arroz.
  • 1 taza de arándanos deshidratados sin azúcar.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 2 1/4 de sirope de Ágave.
  • 2 cucharas de aceite de coco.
  • 1 cucharadita de sal.

ELABORACIÓN:


Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja de horno con papel vegetal en el fondo. Reservamos.

En un bol grande añadimos todos los ingredientes y con la ayuda de una cuchara de madera removemos bien hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una masa firme pero blandita.

Tapamos nuestro bol con film transparente y lo metemos en la nevera unos 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa de la nevera y con la ayuda de una cuchara, hacemos bolitas de masa del tamaño que consideremos oportuno (como más nos guste) y vamos colocando las bolitas en la bandeja que teníamos reservada con papel vegetal en el fondo. Es importante no ponerlas muy juntas, ya que durante el horneado aumentan de tamaño.

Con la ayuda de un tenedor aplastamos cada bolita de masa de galleta para achatarlas un poco y las introducimos en el horno hasta que se doren.

Cuando estén doradas, las sacamos del horno. Dejamos que enfríen unos cinco minutos en la misma bandeja y transcurrido este tiempo, con la ayuda de una espátula y con mucho cuidado (ya que al salir del horno están muy tiernas y frágiles) las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Cuando estén frías podéis disfrutarlas sin parar. Una cosa os digo, el olor que saldrá de vuestro horno será tan tentador que os aseguro os será difícil esperar a que se enfríen para comeros la primera. ¡¡Porque caliente también están de vicio!!

Espero que os animéis a probarlas en casa, repetiréis receta seguro.

Un beso fuerte y hasta la próxima semana amigos.

Seguir leyendo

Bizcocho Húmedo de Mango y Fresas

jueves, 12 de octubre de 2017


Los bizcochos con fruta me encantan, quedan tan jugosos y tiernos que son una verdadera delicia.

La receta que os traigo hoy ha sido un verdadero descubrimiento, en casa triunfó totalmente y el bizcocho duró un poco más gracias a que estábamos obligados a esperar a que se enfriara, de lo contrario creo que se habría terminado el mismo día que lo hice.

Dulce pero sin azúcares añadidos, la fruta que lleva la receta le da el toque justo de dulzor. Te sacia perfectamente, ya que al estar hecho con harina de avena nos ayuda a mantener el hambre a raya, por eso se trata de un bizcocho perfecto para tomarlo en el desayuno o a la hora del almuerzo. Contiene todos los nutrientes que tienen que estar presentes en nuestra primera comida del día: cereales, proteína, fruta, etc. en una combinación perfecta de sabores.

Los que me seguís, conocéis perfectamente cuando disfruto desayunando, para mí es el mejor momento del día. Cada noche me preparo lo que voy a tomar, de esta manera puedo estar un rato más en la cama, y os prometo que más de una noche me acuesto pensando en las ganas que tengo de despertarme para comerme lo que me espera en la cocina.

Por este motivo, intento inventar recetas dulces que amenicen los madrugones y os aseguro que lo consigo con creces. ¿Os animáis a hacerlo conmigo?


INGREDIENTES:

  • 150 grs de harina de avena.
  • 7 claras pasteurizadas (210 grs aproximadamente).
  • 2 huevos enteros.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Una pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • 100 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.
  • 100 grs de fresas frescas.
  • 1 taza de puré de mango y pera.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde cuadrado para “Brownie” poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En un cuenco, separamos las claras de las yemas de los dos huevos enteros. Reservamos las yemas y echamos en el bol de la amasadora las dos claras más las otras claras pasteurizadas.

Montamos a punto de nieve con la ayuda de las varillas. Cuando éstas hayan alcanzado la firmeza correcta, las reservamos en un bol.

Ahora toca mezclar los ingredientes secos junto con las yemas que teníamos reservadas y la leche desnatada sin lactosa. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea, vamos añadiendo poco a poco las claras montadas a punto de nieve, esto lo haremos con la ayuda de una espátula y con movimientos suaves y envolventes, la idea es que la masa tenga mucho aire para que nuestro bizcocho quede muy esponjoso.

Añadimos el puré de mango y pera y mezclamos bien. Por último, añadimos las fresas troceadas en pequeños trozos, revolviendo con cuidado para evitar que no se nos baje la masa.

Echamos nuestra masa en el bol que teníamos reservado e introducimos en el horno durante 30 minutos aproximadamente. Transcurrido este tiempo, pinchamos nuestro bizcocho con un palillo, si éste sale limpio es que nuestro bizcocho está perfecto.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de consumir.

Ahora ya podéis disfrutar cada mañana de este delicioso y jugoso bizcocho, recordad que con una buena taza de té o café es el acompañamiento perfecto para empezar el día con buen pie.

Un besazo enorme y feliz semana, nos vemos en siete días con una nueva receta.

¡Hasta pronto amigos!

Seguir leyendo

Rocas Crujientes Saludables- Coloma García Artesanos

jueves, 5 de octubre de 2017


Una semana más os traigo una receta en la que he utilizado uno de los maravillosos ingredientes de Coloma García Artesanos, para la ocasión he utilizado su exquisita pasta de avellanas.

Ufff, no os podéis imaginar lo que me cuesta aguantar la tentación de no comerme a cucharadas esta magnífica crema, y es que soy una apasionada de la avellana en todas sus versiones y os prometo que cuando se abre el bote que la contiene la tentación es enorme, huele a gloria bendita y su sabor....espectacular.

Coloma García Artesanos es una empresa familiar que lleva años elaborando productos de alta calidad con los mejores ingredientes y de los que te enamorarás con tan solo ver su web, porque si lo pruebas te declaras fan incondicional como me ha pasado a mí. Estas Navidades mi casas se llenará de los fantásticos turrones los cuales gozan de una gran popularidad, ya que su sabor y calidad son excelentes. 

¿Te animas a probarlos conmigo?

La receta de hoy surge de mi necesidad constante de comer chocolate, mi adicción por este alimento supera todos los límites inimaginables, pero como no quiero dejar de cuidarme, siempre busco opciones más saludables y sobre todo menos calóricas. 

Es cierto que no podemos ponernos a comer estas "Rocas saludables" como si no hubiera un mañana porque  calorías tienen y bastantes, pero para momentos de ansiedad o antes de entrenar son perfectas. Yo tengo que reconocer que las he comido en mi postre de mi "Cheat Meal", porque sin renunciar a un dulce con chocolate, me doy un capricho rico y con menos remordimientos.

También pueden convertirse en una opción ideal para dar a los niños, los productos que encontramos en los supermercados están tan llenos de grasa de palma, azúcares y demás productos no necesarios y contraproducentes para nuestra salud, yo me pongo a leer las etiquetas y me pongo mala, por eso cada vez opto por realizar más cosas en mi cocina utilizando productos que conozco, al menos sé lo que me estoy comiendo. 

INGREDIENTES:


ELABORACIÓN:

Preparamos una bandeja de hornear con papel vegetal en el fondo. Reservamos.

En un bol, desmenuzamos las tortitas de arroz en trozos pequeños. Reservamos.

En un cuenco apto para el microondas, derretimos el chocolate con leche sin azúcar en intervalos cortos de tiempo, con el fin de evitar que se nos queme, hasta que esté totalmente fundido.

Añadimos el chocolate fundido a las tortitas de arroz desmenuzadas, mezclamos bien con la ayuda de una cuchara de madera. A continuación, agregamos el resto de ingredientes y mezclamos de nuevo, hasta que todos los ingredientes se integren.

Con la ayuda de una cuchara, hacemos bolas de la masa que hemos obtenido y las vamos colocando en al bandeja de horno que teníamos preparada con papel vegetal en su base.


Cuando hayamos hecho todas las bolitas, metemos la bandeja en la nevera para que el chocolate adquiera consistencia.

Recomiendo, y más con los calores que aún seguimos sufriendo, que se guarden en la nevera. Quedan deliciosas recién salidas del frigorífico, porque comerse una de estas "Rocas Saludables" fresquita es un puro placer para los sentidos.

Y hasta aquí la receta de hoy, espero que os haya gustado tanto como a todos los que han podido disfrutar de estas pequeñas delicias. Animaos y probarlas, estoy segura de que no os arrepentiréis.

Un beso fuerte y hasta la semana que viene.

Muakkkk.

Seguir leyendo

Cookies Fit de Avena y Pasas-Coloma García Artesanos

jueves, 28 de septiembre de 2017


Hoy os traigo una receta que hice hace una par de días, unas Cookies Fit ideales para disfrutar de un dulce saludable y delicioso.

Yo ahora las comeré en mi "Cheat Meal" o "Comida libre", ya que he empezado una nueva etapa que ya os contaré más adelante pero bueno, estas galletas Fit son ideales para comerlas a la hora del almuerzo o como Post-entreno, ya que están hechas con avena y frutos secos, una opción perfecta para reponer energía.

Para la receta he utilizado pasta de avellanas de Coloma García Artesanos, como os comenté la semana pasada en mi receta, se trata de una empresa que trata sus productos con la máxima delicadeza, eligiendo los mejores ingredientes y de esta manera obtener los mejores resultados. 

Si queréis disfrutar de auténticos productos artesanos y naturales no dejéis de visitar su página web, son maestros artesanos desde hace más de cincuenta años y eso se nota en la calidad de todos y cada uno de los productos de los que disponen. 

No pierdas el tiempo y entra en su web.  ¿Estás preparado para conocer un nuevo mundo delicioso?

INGREDIENTES: 

  • 4 huevos.
  • 1/4 de taza de claras pasteurizadas.
  • 1/4 de taza de pasta de avellanas de Coloma García Artesanos.
  • 2 cucharas de aceite de coco.
  • 1 plátano hecho puré.
  • 1 cucharadita de edulcorante líquido.
  • 3 tazas de copos de avena.
  • 1 taza de harina de avena.
  • 1/2 taza de coco deshidratado.
  • 1/2 taza de avellanas trituradas.
  • 1 pizca de sal.
  • 2 cucharadas de canela.
  • Pasas al gusto.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja para hornear galletas poniendo papel vegetal en el fondo. Reservamos.

En un bol, mezclamos los huevos, las claras, la pasta de avellanas y el aceite de coco, batimos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

A continuación, añadimos el edulcorante líquido y el plátano triturado y batimos con energía.

Echamos las tazas de copos de avena e integramos en la mezcla anterior. Para terminar, ponemos el resto de ingredientes y mezclamos bien para que se integren de manera adecuada en toda la masa.

Con las manos hacemos bolitas de masa del tamaño que queramos y las disponemos sobre la bandeja para hornear galletas que teníamos reservada con papel vegetal en el fondo, es importante dejar cierta separación entre cada galleta, ya que al hornear aumentan el tamaño.

Cuando tengamos todas las bolitas en la bandeja, con la ayuda de un tenedor aplastamos un poco cada una de ellas. 


Metemos en el horno durante 10 minutos aproximadamente o hasta que veamos que adquieren un ligero color dorado. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Espero que seáis fuertes y aguantéis a que se enfríen porque el olor que desprenden recién salidas del horno es irresistible, os enseño como las disfruté yo, con mi té en el desayuno.


Espero que os animéis a probarlas, nos vemos la próxima semana con otra receta "healthy" y sobre todo, deliciosa.

Besos a todos y sed felices.


Seguir leyendo

Energy Fit Balls-Coloma García Artesanos

jueves, 21 de septiembre de 2017


¿Qué tal la vuelta al trabajo? Para mí está siendo un poco dura, estaba tan bien de vacaciones y se han pasado tan tan pronto....Parece que fue ayer cuando me despedí de mis compañeros, sin casi darme cuenta estaba de nuevo dando besos en el colegio para empezar un nuevo curso.

¡Ay, qué rápido se acostumbra uno a lo bueno! ¿Verdad? 

Por eso y para que la vuelta se me haga más llevadera, he buscado una receta que me de energía para afrontar todo el día, a la vez que me endulza los madrugones y el resultado es esta maravilla que veis ahí arriba.

Para prepararla he utilizado un ingrediente muy especial y es que hace un par de meses, la maravillosa empresa Coloma García Artesanos se puso en contacto conmigo y me envió uno de sus deliciosos productos, una pasta de avellana que dan ganas de comérsela a cucharadas. 

Abrir el bote es mágico, el olor a avellana es espectacular y su sabor.....praliné intenso e irresistible en cada gota. Si queréis disfrutar de productos ricos, artesanos y naturales no dejéis de visitar su página, maestros artesanos desde hace más de cincuenta años y eso se nota en la calidad de todos y cada uno de los productos de los que disponen.

Por ese motivo y por evitar terminarme el bote comiéndomelo a cucharada limpia, he decidido preparar variar recetas con esta pasta de avellana y el resultado ha sido un puro vicio que tiene mucho peligro. El caso es que si no me como el bote de pasta de avellanas me como todas las bolas energéticas jajajaja, si es que no se puede ser tan golosa jajaja

Vamos con la receta, la cual es rápida, sencilla y lo mejor, no necesita horno así que la podéis preparar en nada y disfrutar de una delicia que os dará energía para afrontar el día de una manera dulce y deliciosa.

INGREDIENTES PARA LAS BOLAS:

  • 20 dátiles sin hueso.
  • 1 cucharada de almendra molida.
  • 3 cucharadas de harina de avena integral.
  • 1 cucharada de lino.
  • 3 cucharadas de pasta de avellanas de Coloma García Artesanos.
  • 6 avellanas.
  • 4 onzas de chocolate sin leche y sin azúcar de Valor.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

  • 5 onzas de chocolate con leche sin azúcar de Valor.

ELABORACIÓN:

Ponemos todos los ingredientes en el procesador de alimentos y los trituramos. Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea, hacemos bolitas del tamaño que más nos guste.

Las colocamos en una bandeja con papel vegetal en el fondo y refrigeramos durante media hora.

Transcurrido este tiempo, en un bol apto para el microondas, derretimos (en intervalos cortos de tiempo) el chocolate que teníamos reservado para la cobertura. Cuando lo tengamos totalmente fundido, introducimos con la ayuda de un tenedor cada una de las bolas energéticas y las volvemos a colocar en la bandeja que utilizamos anteriormente.

Cuando tengamos todas las bolitas cubiertas de chocolate, las volvemos a introducir en la nevera para que el chocolate coja cuerpo y solidifique.

Y la receta ya está lista, os dije que era rápida y sencilla, ¿verdad? Y esas bolitas energéticas se pueden convertir en vuestras aliadas antes de empezar a entrenar para tener energía y poder darlo todo. El caso es poder disfrutar de un dulce delicioso, apetecible, que nos haga felices y que sea sano.

Espero que os haya gustado, seguimos inventando en la cocina.

Nos vemos la próxima semana, un beso enorme a todos.


Seguir leyendo

Brownie Fit de Aguacate

jueves, 14 de septiembre de 2017


La receta de hoy es de esas que lees en las redes y te quedas con la intriga de si estará bueno y qué sabor tendrá, si se notará el sabor del aguacate, qué textura tendrá y un montón de preguntas más.

Por eso y para darle respuesta a todas de una sola vez y de primera mano, me he decidido a hacerlo en casa y el resultado es más que sorprendente. La verdad es que me ha encantado, su textura es espectacular, denso pero a la vez ligero, sedoso y tierno, sin duda añadirle aguacate es todo un descubrimiento y un acierto.

De esta manera evitamos utilizar harina, ya que se sustituye por el aguacate, lo que disminuye el porcentaje de hidratos de carbono y a su vez nos ofrece un gran aporte de grasas saludables, imprescindibles para llevar una dieta equilibrada. 

En muchas ocasiones asociamos que las grasas no son buenas y que no debemos ingerirlas si estamos a dieta, esto es un gran error, ya que nuestro cuerpo las necesita, siempre de manera equilibrada y el aguacate es una fuente indiscutible de ellas. Porque aunque no lo creáis, es necesario comer grasas para perderlas.

Ojo, con esto no quiero decir que podemos comernos el brownie entero, ¡Noooooo! Es una receta bastante calórica por lo que tenemos que disfrutarla en su justa medida, así como en los momentos claves del día, es decir, para desayunar o antes de entrenar.

INGREDIENTES:

  • 2 aguacates.
  • 100 gr. de chocolate sin azúcar Valor
  • 2 cucharadas soperas edulcorante líquido.
  • 14 gr. de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 15 gr. de harina de avena.
  • 3 huevos medianos.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete de My Body Genius.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno 180ºC y preparamos un molde para Brownie con papel vegetal en su base. Reservamos.

En un bol apto para el microondas, fundimos el chocolate sin azúcar en intervalos cortos de tiempo con el fin de que no se nos queme, removemos con una espátula hasta que esté totalmente fundido. Reservamos para que temple mientras preparamos el resto de la elaboración.

Pelamos nuestros aguacates y los deshuesamos, ahora con la ayuda de un tenedor los trituramos bien. 
En un bol, batimos ligeramente los huevos y los incorporamos al puré de aguacate. Mezclamos bien hasta que ambos ingredientes se integren.

Añadimos la harina, el cacao y la pizca de sal. Removemos para hidratar los sólidos y finalmente integramos el edulcorante líquido a la masa. 

Por último, vertemos el chocolate atemperado a la mezcla y batimos durante unos segundos con la batidora eléctrica para dejar una masa más fina y suave. 

Echamos la masa al molde de brownie que teníamos reservado, en este momento añadimos sobre la superficie la mantequilla de cacahuete con la ayuda de un cuchillo, lo haremos de manera unidorme y en forma de hilos. Introducimos en el horno durante 45 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar nuestro Browie con una palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar y servir.

A mí me gusta disfrutar de él recién sacado de la nevera, fresquito y jugoso. La verdad es que ha sido todo un descubrimiento.

Un beso fuerte y hasta el próximo jueves. 

Seguir leyendo

Flan Proteico de Vainilla y Leche Merengada

jueves, 7 de septiembre de 2017


Hola amigos,

¿Cómo han ido esas vacaciones? Espero que todo genial, que hayáis disfrutado mucho y sobre todo, que hayáis recargado pilas para los meses que están por venir hasta poder volver a disfrutar de algún día más de relax y descanso.

La verdad es que yo he empezado con ánimo y con ganas de volver a la carga en lo que a cuidar mi alimentación se refiere. Es cierto, que este verano he sido una usuaria bastante habitual del gym, ya que hasta que me he ido de vacaciones o me han ido saliendo planes varios, he ido con bastante frecuencia pero nada como volver a la rutina para una mejor organización.

Y aunque ya hemos empezado a trabajar y se ha terminado el verano, el calor sigue apretando y nada como una receta cargada de proteínas, dulce y bien fresquita para ayudarnos a que la vuelta sea más llevadera.

Hoy os traigo una Flan Proteico que queda delicioso, con una textura similar a una Cheesecake pero baja en hidratos de carbono y sin azúcares añadidos. Un capricho del que poder disfrutar a cualquier hora del día sin remordimientos, rápido de hacer y que os cautivará desde el primer bocado, os lo puedo asegurar.

INGREDIENTES:

  • 180 grs de claras pasteurizadas.
  • 75 grs de proteina isolada sabor Vainilla.
  • 75 grs de proteina isolada sabor Leche Merengada de My Body Genius.
  • 750 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 3 cucharaditas de edulcorante líquido.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde de silicona. Reservamos.

En el vaso de la batidora echamos todos los ingredientes y batimos bien hasta que todos ellos se integren.

Cuando tengamos todo bien mezclado, echamos la mezcla en molde de silicona e introducimos en el horno al baño María durante unos 35 minutos o hasta que al pinchar nuestro flan con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de degustar.

Yo os aconsejo que lo sirváis bien fresquito, queda muy jugoso y con una textura ligera y suave. El toque sutil a limón típico de la leche merengada hacen que este flan se convierta en toda una delicia.

Estoy segura de que os encantará, porque cuidarse no está reñido con comer de manera rica y deliciosa.

Un beso enorme a todos, nos vemos en siete días con nueva receta.

Muakisssss a todos.

Seguir leyendo