Páginas

Bizcocho Cebra Fit

jueves, 25 de mayo de 2017

 

Hoy os traigo una receta maravillosa que hará de vuestros desayunos o meriendas una verdadera delicia.

Pero si encima os confieso que no tiene azúcar añadido ni grasas, ¿Cómo os quedáis? Además, en lugar de utilizar harina de trigo, está hecho con harina de avena, ideal para mantener el hambre a raya hasta la hora de la comida. 

Ya sabéis que me encanta la harina de avena y que la utilizo para todos mis postres Fit, ya que su beneficios son enormes y su sabor delicioso. Si aún no habéis probado a introducirla en alguna de vuestras recetas, estoy segura de que cuando lo hagáis quedaréis encantados y si además lo hacéis probando este bizcocho cebra, quedaréis enamorados, os lo aseguro amigos.

INGREDIENTES:

  • 150 grs de harina de avena.
  • 7 claras pasteurizadas.
  • 2 huevos enteros.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Un pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • 100 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo de unos 20 cm de diámetro poniendo papel de hornear en su base. Engrasamos ligeramente las paredes del mismo con un poco de aceite de coco. Reservamos.

Separamos las yemas de las claras de los 2  huevos enteros y colocamos las claras  en el bol de la amasadora, la cual tendremos lista con el accesorio de varillas. Añadimos las otras 7 claras pasteurizadas y la pizca de sal y montamos a punto de nieve. Cuando las tengamos bien firmes, las echamos en un plato y reservamos.

En un bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina de avena, el bicarbonato sódico y la levadura. Reservamos.

Quitamos las varillas de nuestra amasadora y colocamos el accesorio para mezclar (la pala), en el bol echamos las yemas, el edulcorante líquido, la mantequilla de cacahuete y las cucharaditas de NutChoc, mezclamos bien. Como esta masa resulta muy consistente añadimos seguidamente la leche y batimos bien hasta que todos los ingredientes se integre.

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, añadimos los ingredientes secos y mezclamos bien.

A continuación y con la ayuda de una espátula, agregamos poco a poco las claras montadas a punto de nieve. Lo haremos con movimientos envolventes, muy despacio, para evitar que se bajen, es importante que nuestra masa tenga mucho aire, así nos quedará  un bizcocho muy esponjoso al hornear.

Cuando hayamos incorporado las claras a punto de nieve, dividimos la masa en dos partes iguales y a una de ellas, le agregamos las 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Con la ayuda de dos cucharas, vamos a empezar a preparar nuestro bizcocho cebra. Para ello, ponemos una cucharada de masa blanca en el centro del molde que teníamos reservado con papel vegetal en el fondo, sobre ésta, ponemos una cucharada de masas de chocolate, a continuación, repetimos poniendo en el centro de la de chocolate, otra de masa blanca, después otra de masa de chocolate y así sucesivamente hasta acabar con ambas masas. Lo importante es poner cada cucharada en el centro de la otra, la masa se irá  extendiendo por todo el molde de manera uniforme.

Horneamos durante 45 minutos. Transcurrido este tiempo, pinchamos en el centro nuestro bizcocho con un palillo, si éste sale limpio, nuestro bizcocho está listo.

Sacamos del horno, lo dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde y acontinuación desmoldamos para dejarlo enfriar por completo sobre una rejilla.


Podemos comerlo solo o cortarnos un pedazo y partirlo por la mitad y rellenarlo de mermelada de nuestro sabor preferido, pero para mojarlo en una buena taza de café está más delicioso.

En mi casa se ha convertido en el rey de los bizcochos, o mejor dicho, el rey de los "Fitcochos". ¿Os animáis a que ocupe el mismo puesto en la vuestra?

Espero vuestros comentarios, un beso enorme y hasta la próxima receta amigos.


Seguir leyendo

Barritas Energéticas

jueves, 18 de mayo de 2017

 

Desde hace bastante tiempo tenías muchas ganas de preparar mis propias barritas energéticas. Es cierto que existen una variedad inimaginable en el mercado y algunas de ellas están realmente deliciosas, además de tener unos porcentajes ideales para cuidar nuestra alimentación.

Sin embargo, esto no me ha quitado las ganas de ponerme a experimentar en mi cocina y hacer esta maravilla realidad.

Son muy sencillas de preparar y nos ofrecen una gran posibilidad de variar sus ingredientes en función de lo que más nos guste, podéis utilizar todos los restos de frutos secos que tengamos por casa y os quedarán de vicio total. Además, su textura es perfecta, jugosas y tiernas y con el punto de dulzor ideal para disfrutar de ellas con todos los sentidos.

Ahora ya podéis disfrutar de estas barritas energéticas caseras, que os aportarán energía para afrontar el día con la máxima energía.

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de copos de avena.
  • 1/2 taza de almendras crudas picadas.
  • 1/2 taza de nueces picadas.
  • 1/4 taza de semillas de chía.
  • 1 taza de dátiles deshuesados.
  • 1/3 taza de jarabe de arce.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 1/4 taza de mantequilla de cacahuete.
  • 1/2 taza de orejones secos cortados en trocitos pequeños.
  • 1/2 taza de pistachos picados.
  • 1/2 taza de agua caliente.

ELABORACIÓN:


Precalentamos el horno a 180 ° y preparamos una bandeja rectangular para el horno, poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En otra bandeja, vertemos los copos de avena, las almendras, las nueces y las semillas de chía y las tostamos en el horno durante 10 minutos, hasta la mezcla esté ligeramente dorada. Cuando adquieran este ligero color, sacamos del horno y reservamos.

En el procesador de alimentos, echamos los dátiles y la 1/2 taza de agua caliente, triturando bien hasta que obtengamos una especie de caramelo.

Cuando hayamos obtenido esta textura, en un bol grande, ponemos este caramelo y le agregamos la mezcla de avena y frutos secos tostados. Con la ayuda de una espátula mezclamos bien. Reservamos.

En una cacerola pequeña, derretir suavemente el jarabe de arce, el aceite de coco y la mantequilla de almendras. Una vez combinado, agregar al bol con el caramelo de dátiles y la mezcla de avena y frutos secos. 

Removemos bien hasta que todos los ingredientes se integren. Por último, agregamos los orejones y los pistachos, dejando algunos pistachos y algunos orejones para ponerlos en la parte superior de las barritas.

Ponemos nuestra masas de barritas energéticas en la bandeja que teníamos preparada con papel vegetal,  aplanamos la mezcla hacia abajo con las manos o la parte posterior de una cuchara. Ahora agregamos los pistachos restantes y los orejones en la parte superior, presionando un poquito con la mano para que se peguen a la masa.

Metemos en el congelador durante 30 minutos, o como mínimo una hora en la nevera. Transcurrido este tiempo, sacamos de la nevera y con la ayuda de un cuchillo, cortamos en 12 barras y las guardamos en un recipiente hermético en la nevera o congelador.


Y hasta aquí la receta de hoy. Con ellas tendréis una energía tremenda, podréis afrontar el día a tope y os digo, con total seguridad, que no podréis resistir la tentación de comer solo una y que repetiréis la receta en más de una ocasión.

Espero que os hayan gustado y sobre todo, que os hayáis quedado con las ganas de probarlas y por lo tanto de prepararlas en casa.

Un beso enorme y hasta la próxima receta amigos.

Seguir leyendo

Tostadas Francesas Fit

jueves, 11 de mayo de 2017


Hoy os traigo, creo que sin ninguna duda, unos de mis desayunos preferidos, por lo llamarlo "el más preferido de todos".

Unas deliciosas tostadas francesas Fit que harán de vuestras mañanas toda una delicia. Antes solo las preparaba los fines de semana, porque me gustaba comerlas calientes y recién hechas, pero desde que he descubierto que de un día para otro están igual de irresistibles, ya no tengo que esperar al sábado para disfrutar de ellas.

Sé de sobra que se trata de una receta sencilla, pero como muy a menudo comparto mis desayuno en Instagram y estas tostadas suelen ser protagonistas muchos días, me apetecía deciros como las preparo. Porque, aunque son muy fáciles y rápidas de preparar, cada uno tiene su manera y sus trucos para hacerlas irresistibles y yo quería contaros cuales son los míos por si os animáis a probarlas a mi estilo.

Como más las disfruto es poniéndoles mermelada sin azúcar de albaricoque (yo utilizo Hero Diet), arándanos frescos y un poco de mantequilla de cacahuete por encima, os prometo que están tremendas y solo os doy ideas para que no caigáis en la monotonía y en el aburrimiento. 

Porque comer sano y de manera equilibrada no tiene que ser aburrido, al revés, puede ser delicioso, divertido y todo lo que nos propongamos, porque la creatividad e imaginación van de la mano y utilizar ambas en la cocina es maravilloso.

INGREDIENTES PARA 4 TOSTADAS FRANCESAS:

  • 4 rebanadas de pan integral sin azúcar añadido.
  • 1 huevo entero.
  • 1/2 vaso de leche desnatada sin lactosa.
  • 2 claras de huevo pasteurizadas.
  • Canela en polvo al gusto.
  • Aceite de coco para la sartén.


ELABORACIÓN:

En un bol, ponemos todos los ingredientes y con la ayuda de un tenedor los mezclamos bien. Vamos introduciendo las rebanadas de pan de una en una en la mezcla, hasta que queden bien empapadas y blanditas. Reservamos.

Colocamos una sartén a fuego bajo y en ella ponemos un poco de aceite de coco. Cuando éste se haya fundido por el calor, ponemos una rebanada de pan mojada en la mezcla anterior y la dejamos hasta que se dore, en ese momento le damos la vuelta para que también se haga por el otro lado.

Repetimos la misma operación con todas las rebanadas de pan.

Podemos tomarlas calientes o frías y acompañarlas de lo que más nos guste, pueden ser frutas, mermeladas, miel, mantequilla de cacahuete y incluso solas. Parecen torrijas pero con menos calorías y son un desayuno perfecto para empezar el día con energía.

Un beso enorme a todos, espero que os animéis a desayunar rico como hago yo. 

Nos vemos la próxima semana amigos.


Seguir leyendo

Reese's Cup Fit o Bombones de Mantequilla de Cacahuete Fit

jueves, 4 de mayo de 2017


Todos sabéis lo amante que soy del chocolate y de la mantequilla de cacahuete, por separado me vuelven loca pero es que juntos, son lo más de lo más.

Hace un tiempo descubrí los bombones Reese's Cup y me enamoré perdidamente de ellos. Para los que no los conocéis, son unos bombones de chocolate con leche rellenos de mantequilla de cacahuete, vamos la combinación perfecta para una adicta a ambos sabores como yo.

Pero podéis imaginar la cantidad de calorías y azúcares que tienen estos pequeños, son verdaderas bombas calóricas y para una loca por la alimentación "sana" como es mi caso, este amor no es compatible con comer este tipo de manjares.

Pero mi amor por ellos no desaparecía, así que me puse a investigar cómo hacer una versión más saludable y, aunque con calorías a tope también, esta versión que os traigo hoy son muchos más sanos, con un aporte de nutrientes bueno, sin azúcares añadidos ni grasas saturadas. 

Son la opción ideal para esos momentos en los que nuestro cuerpo nos pide chocolate a gritos, yo suelo sentir esto con bastante frecuencia, de esta forma podemos disfrutar de un bombón realmente delicioso y quitarnos esa ansiedad que nos podría llevar a picar otra cosa más peligroso.

Ojo, con lo que he dicho anteriormente no significa que podamos comer estos bombones sin parar. ¡Nooo! Tienen calorías, quiero dejar esto bien claro, pero todos los ingredientes utilizados son saludables y no aportan calorías vacías, son una buena fuente de energía.

Os aseguro que el sabor es perfecto, no pueden estar más buenas y por supuesto, no tienen nada que envidiar a las auténticas. Os animo a probarlas y al igual que yo necesitaréis una para poder vivir.

INGREDIENTES:

  • 250 grs de Chocolate con leche sin azúcar Valor.
  • 2 cucharaditas de aceite de coco.
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete MyBodyGenius.
  • 4 cucharadas de proteína en polvo sabor vainilla.

ELABORACIÓN:

Para esta receta vamos a utilizar moldes de silicona para hacer cupcakes. Reservamos.

En un cazo, ponemos al baño María el chocolate con leche sin azúcar y el aceite de coco. Con la ayuda de una cuchara removemos para ayudar a que se fundan.

Cuando ambos ingredientes se hayan fundido y mezclado por completo, ponemos una cucharada de la mezcla en la base de los moldes para cupcakes de silicona e introducimos en el congelador hasta que el chocolate adquiera consistencia.

Mientra tanto, en un bol mezclamos la mantequilla de cacahuete con la proteína en polvo. La idea es ir añadiendo poco a poco la proteína con el fin de adquirir la consistencia adecuada, la cantidad de proteína necesaria dependerá de los líquida que sea vuestra mantequilla de cacahuete. La consistencia adecuada es aquella que al coger con una cuchara no se caiga por sí sola, similar a una masa de cookies.

Sacamos nuestros moldes de silicona del congelador y sobre la base de chocolate colocamos, con la ayuda de una cuchara, un bola de la mezcla de mantequilla de cacahuete, intentamos extenderla lo mejor posible para que llegue a todas partes. Por último, cubrimos cada bombón con más chocolate fundido para que no se vea el cacahuete y quede lo más liso posible. Volvemos a meter en el congelador hasta que endurezca.

Para disfrutar de ellos, solo tenemos que desmoldar y comer. 


Os advierto una cosa, tened cuidado porque crean adicción total, solo de escribir la receta siento la necesidad de tener que hacer más. Una vez siento que podría alimentarme de esta receta durante una buena temporada y estoy segura de que más de uno me acompañaría.

Un besazo y feliz semana, nos vemos en unos días.


Seguir leyendo

Bizcochitos Fit de Avena y Chocolate

jueves, 27 de abril de 2017


Y ya he llegado a un punto en que gustan de cualquier forma y con cualquier ingrediente extra. Por eso para esta ocasión, me apetecía estrenar estos moldes tan molones que compré hace poco en Lidl,  cada vez me gustan más los moldes de silicona, no necesitan aceite para que no se peguen las masas y eso, para cuando nos estamos cuidando y queremos hacer una receta sana, es algo estupendo.

Para darle un toque más que perfecto, los he bañado en chocolate sin azúcar y es que el chocolate y yo vamos unidos e iremos por siempre.

Me parecen ideales por tamaño, son el bocado perfecto y acompañados con un té son perfectos para el desayuno, almuerzo o merienda. En fin, para cualquier momento del día en el que las ganas de dulce llama a nuestra puerta.

INGREDIENTES PARA LOS BIZCOCHITOS:

  • 120 grs de harina de avena sabor chocolate.
  • 100 grs de queso fresco batido 0%.
  • 240 ml de claras pasteurizadas.
  • 1 cucharadita de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 1 cucharadita de levadura.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

  • 150 grs de chocolate sin azúcar Valor.
  • 2 cucharadas de leche desnatada sin lactosa.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y seleccionamos el molde de silicona donde queramos hacer nuestros bizcochitos. Para la ocasión, yo he elegido estos individuales tan monos. Reservamos.

Estos bizcochitos son tan sencillos de hacer como poner todos los ingredientes en un bol y mezclarlos bien hasta que se integren y obtengamos una masa homogénea y ligera.

Repartimos nuestra masa en las cavidades del molde hasta un poco más de la mitad, de esta manera evitaremos que se nos salgan al cocerse.

Introducimos en el horno durante unos 15 minutos aproximadamente, cuando los veamos que están dorados, sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando los bizcochos estén fríos por completo, llega el momento de darles su merecido baño de chocolate. Para ello, ponemos el chocolate sin azúcar en un bol apto para el microondas junto con las cucharadas de leche e introducimos en el micro a intervalos cortos de tiempo, debemos tener cuidado de que el chocolate no se nos queme. Removemos con una cuchara cada vez que lo saquemos para comprobar que se ha fundido por completo.

Ahora que tenemos el chocolate fundido, sumergimos nuestros bizcochitos en el mismo y los dejamos reposar en una rejilla para que el chocolate solidifique un poco.

Si podéis esperar consumirlos cuando el chocolate se haya enfriado un poco, aunque os advierto que resulta difícil no caer en la tentación. Huelen tan ricos que……Ñam ñam.

Espero que os hayan gustado, estoy segura de que estos pequeños os sorprenderán gratamente.

Besos mil.

Seguir leyendo

Fitcocho con Láminas de Manzana

jueves, 20 de abril de 2017


En nuestra casa nos encanta la fruta, sé que no podría vivir sin ella. Por eso, los postres con fruta también son de nuestros preferidos.

Todos sabemos lo jugosos que quedan los bizcochos cuando se les añade fruta, por eso me apetecía mucho introducir una variable a mis bizcochos mañaneros, eso que me hacen despertar de mejor humor. Y la verdad es que cuando le das un mordisco a este bizcocho las láminas de manzana hacen que quede realmente tierno y sabroso.

Por si solo queda muy rico, aunque yo luego me animo y le añado mis “toppings” preferidos, los que me seguís ya conocéis mis gustos jejeje. Y es que adoro desayunar, para mí es el mejor momento del día, lo disfruto como la que más.

Lo bueno de este bizcocho es que se mantiene perfecto en la nevera durante toda una semana, por eso es ideal para mí. Lo preparo y tengo desayuno para todos los días y como cada mañana lo acompaño de algo diferente, parece que tengo desayuno diferentes cada día.

INGREDIENTES:

  • 150 grs de harina de avena.
  • 7 claras pasteurizadas (210 grs aproximadamente).
  • 2 huevos enteros.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Una pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • 100 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.
  • 4 manzanas reinetas (1 para decorar).


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde cuadrado para “Brownie” poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En un cuenco, separamos las claras de las yemas de los dos huevos enteros. Reservamos las yemas y echamos en el bol de la amasadora las dos claras más las otras claras pasteurizadas.

Montamos a punto de nieve con la ayuda de las varillas. Cuando éstas hayan alcanzado la firmeza correcta, las reservamos en un bol.

Ahora toca mezclar los ingredientes secos junto con las yemas que teníamos reservadas y la leche desnatada sin lactosa. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea, vamos añadiendo poco a poco las claras montadas a punto de nieve, esto lo haremos con la ayuda de una espátula y con movimientos suaves y envolventes, la idea es que la masa tenga mucho aire para que nuestro bizcocho quede muy esponjoso.

Por último, pelamos las manzanas y las cortamos en láminas finas. Añadimos tres de las cuatro manzanas a la masa (la otra la vamos a reservar para decorar nuestro bizcocho) y mezclamos bien para repartirla de manera uniforme.

Echamos nuestra masa en el bol que teníamos reservado, por último, colocamos por encima la otra manzana que teníamos reservada como más nos guste a modo de decoración.

Metemos en el horno durante 20 minutos aproximadamente. Transcurrido este tiempo, pinchamos nuestro bizcocho con un palillo, si éste sale limpio es que nuestro bizcocho está perfecto.
Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de consumir.

Ahora ya podéis disfrutar cada mañana de este delicioso y jugoso bizcocho, recordad que con una buena taza de té o café es el acompañamiento perfecto para empezar el día con buen pie.

Un besazo enorme y feliz semana, nos vemos en siete días con una nueva receta.

¡Hasta pronto amigos!


Seguir leyendo

Red Velvet Oreo Cupcakes

jueves, 13 de abril de 2017


La verdad es que desde que los probé por primera vez, hará ya un par de años, creo que fue de mis primeras recetas, me enamoré de los Red Velvet. Y sinceramente, me enamoran en cualquiera de sus versiones, me da igual que sea tarta, cupcakes, galletas, Bundt Cake, etc. Lo que sea, pero Red Velvet.

Todo el mundo me pregunta por su sabor y mi respuesta es siempre la misma, tienes que probarlo porque no es un sabor que se pueda describir con palabras. Así es de mágico este bizcocho aterciopelado y delicioso.

Para esta ocasión, y con idea de crear una variante más, le he puesto un relleno de crema de chocolate y avellanas y un buttercream de galletas Oreo y el resultado es realmente extraordinario.

Un postre perfecto para celebrar este jueves festivo y darnos un dulce capricho. Vamos con la receta.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 160 grs de azúcar blanco.
  • 1 huevo.
  • 60 ml de aceite de girasol.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla en polvo.
  • 1 cucharada rasa de cacao en polvo sin azúcar, yo uso el de la marca Valor.
  • 125 ml de leche entera.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 150 grs de harina.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de vino blanco.
  • 1 cucharadita de colorante en pasta rojo, yo usé el EXTRA RED de SugarFlair.


INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE OREO:

  • 250 g de mantequilla sin sal.
  • 250 g de icing sugar.
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada.
  • 13 galletas Oreo.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • Crema de chocolate y avellanas, yo utilizo ChocoNusa de Lidl.


INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN:

  • Galletas Oreo enteras.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 160º y preparamos la bandeja con las cápsulas para cupcakes, esto evitará que se habrán durante el horneado. Reservamos.

Lo primero que hacemos será preparar el buttermilk, para ello mezclamos la leche junto con la cucharadita de zumo de limón y dejamos reposar hasta que la leche parezca que se "corta". Reservamos.

En un cuenco tamizamos la harina y el cacao en polvo. Reservamos.

En un bol de la amasadora (yo uso mi amada KA), batimos el azúcar junto con el aceite hasta que ambos ingredientes se integren. Sin dejar de batir añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Añadimos la harina con el cacao a la mezcla y echamos también la leche que teníamos reservada junto con el zumo de limón.

En un vaso, disolvemos el bicarbonato en el vinagre y cuando empiece a burbujear lo echamos en la mezcla anterior. Cuando la mezcla esté homogénea añadimos el colorante y removemos. Yo le puse una cucharadita porque al utilizar el EXTRA RED el color es más potente, lo aconsejable es que vayáis poco a poco hasta conseguir el color deseado.

Echamos la mezcla en las cápsulas para cupcakes con la ayuda de la cuchara para bolas de helado.


PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM DE OREO:

Comenzamos preparando las galletas Oreo, para ello tenemos que quitar la crema blanca que las une. Con la ayuda de un cuchillo, separamos las galletas y retiramos la crema. Cuando tengamos todas las galletas separas y sin crema, las colocamos en el procesador de alimentos y las trituramos hasta obtener una especie de harina fina. Reservamos.

Tamizamos el icing sugar y lo colocamo en el bol de nuestra amasadora junto con la mantequilla y la leche. Batimos a velocidad baja un minuto, es importante tapar el bol con un paño limpio y húmedo para evitar de esta forma manchar toda la cocina de azúcar.

Transcurrido este tiempo, subimos la velocidad de la amasadora y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad alta.

En este momento, añadimos las migas de galleta Oreo y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren. El buttercream se volverá cremoso y con cierto color de chocolate.

Ponemos nuestro buttercream una manga pastelera provista de la boquilla elegida para la ocasión. Reservamos en la nevera.


MONTAJE DE LOS CUPCAKES:


Cuando los cupcakes se hayan enfriado por completo les hacemos un agujero con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los vamos rellenando de nuestra crema de chocolate y avellanas, podemos ayudarnos de una manga pastelera para hacer más fácil este proceso.

Cuando tengamos rellenos todos nuestros cupcakes los vamos decorando con el buttercream de Oreo, usando nuestra manga pastelera, desde el centro hacia afuera.

Para terminar de decorarlos, colocamos una galleta Oreo entera en la cima de nuestro buttercream.

Espero que os hayan gustado, yo creo que es una receta digna para empezar a disfrutar de estas merecidas vacaciones que todos estamos deseando con todas nuestras fuerzas.

Disfrutad mucho de estos días, nos vemos a la vuelta.

Besos enormes a todos.


Seguir leyendo