Páginas

Mini Quesadas Fitness

jueves, 21 de enero de 2016




La receta que os traigo hoy se ha convertido en una de mis recetas preferidas, la preparo en un periquete y la disfruto como la que más.

Me llevo mi porción al trabajo y estoy deseando que llegue mi momento libre para tomarme mi trocito de "Quesada Fitness", de esta manera sí que disfruto de mi desayuno.

Como os voy teniendo acostumbrados ultimamente, esta tarta es baja en grasas, no contiene nada de azúcar, tiene hidratos de carbono de absorción lenta y es muy alta en proteínas. Por todo esto y por su delicioso sabor, se convierte en el snack perfecto para el almuerzo o para el desayuno.

Yo la he preparado de manera individual, por el tema de que queda más mona, pero podéis hacerla en un molde grande y cortar las porciones sin mayor problema.

Con estas cantidades, salen 8 porciones y cada una de ellas tiene 133 calorías. A continuación, os hago un desglose de los valores nutricionales de cada porción.


Carbohidratos   Grasas Proteínas   Calorías
       15,5             2,9    10,2           133

¿No os parece ideal? Voy a intentar introducir en mis recetas "Fit" los valores nutricionales para que, los que estáis intentando cuidaros como yo, sepáis lo que os aporta cada una de las raciones de mis recetas. ¿Qué os parece? Considero que es importante para poder llevar un control de la dieta y de los nutrientes que consumimos diariamente.

Bueno, ahora sí, después de tanta paliza, vamos con la receta.


INGREDIENTES:

  • 250 grs de queso fresco desnatado tipo Burgos.
  • 400 ml de leche de soja desnatada.
  • 1 yogur bífidus 0% desnatado.
  • 150 grs de harina de avena.
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido.
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos el molde elegido para la ocasión. Podéis utilizar uno de silicona, de esta manera evitaremos tener que engrasar el mismo. Reservamos.

En un bol grande, agregamos todos los ingredientes y con la ayuda de una batidora, trituramos todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos.

Echamos nuestra mezcla en el molde que teníamos reservado para la ocasión y horneamos durante aproximadamente 40 minutos o hasta que al pinchar la misma con un palillos éste salga parcialmente limpio, y digo parcialmente porque al ser una quesada el palillo no saldrá limpio del todo, ya sabéis que las quesadas quedan un poco blanditas.

Sacamos del horno y la dejamos enfriar completamente antes de desmoldarla. Para ello, utilizaremos un cuchillo para separar los bordes del molde.

Es importante conservar en la nevera, debido a los ingredientes, para su mejor conservación. Además, fresquita está deliciosa.

Entonces qué amigos, ¿os animáis a almorzar conmigo de una manera sana y deliciosa? Os espero encantada.

Un beso fuerte a todos, nos vemos el próximo jueves.