Páginas

CUPCAKES DE PASCUA (RELLENOS DE MIS ADORABLES "SNIKERS")

lunes, 14 de abril de 2014

Aquí os traigo mi primera entrada de Pascua y como no podía ser de otra manera, os traigo unos Cupcakes.


Mi obsesión por estos pequeños sigue latente e incluso yo diría que aumenta día a día, lo que pasa es que no puedo estar haciendo cupcakes todos los días, si quiero que seguir viviendo en mi casa y que no me echen, tengo que hacer otro tipo de dulces, bastante es que me aguanten con tanta receta dulzona todas las semanas, así que no tentaremos a la suerte.

Pero estos cupcakes que os traigo son especiales, a parte de ser típicos de la fecha en la que nos encontramos, con una decoración ideal, bonita y deliciosa (unos huevos de Cadbury de los que me enamoré nada más verlos en la tienda), su masa es realmente especial porque he elegido para ellos mi chocolatina preferida del mundo mundial.........................¡¡¡SNIKERS!!!

Dentro de la masa lleva chocolatinas troceadas, de modo que cada vez que le das un bocado tu boca se llena de cacahuetes, chocolate y caramelo. Y claro, como esto me parecía poco, para colmo le enchufé nutella en el relleno.

¿¿¿Chocoadicta yo??? jejejejeje.

La receta que he usado para hacer los cupcakes de vainilla, es la receta básica de vainilla de "Primrose", para mi una de la mejores sin duda, a la que luego yo le he añadido mis chocolatinas soñadas.

Espero que os gusten tanto como a mí, os paso la receta.


INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 110 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 225 grs de azúcar blanca.
  • 2 huevos grandes.
  • 150 grs de harina con levadura incorporada tamizada.
  • 125 grs de harina común tamizada.
  • 120 ml de leche semidesnatada.
  • 1 cucharada de vainilla en pasta.
  • 5 chocolatinas Snikers.
  • Nutella para el relleno

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 160º y colocamos nuestras cápsulas en nuestra bandeja para cupcakes. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar durante un par de minutos hasta que la mezcla blanquee. Añadimos los huevos uno a uno y sin dejar de batir.

En otro cuenco, mezclamos los dos tipos de harina previamente tamizadas. Reservamos.

En una jarra, echamos la leche y mezclamos con el extracto de vainilla hasta que ésta se disuelva. Reservamos.

Añadimos un tercio de la mezcla de harina a la de mantequilla y batimos bien. Echamos un tercio de la leche y batimos de nuevo. Repetimos estos pasos hasta incorporar toda la harina y toda la leche.

Por último, incorporamos las chocolatinas troceadas y con la ayuda de una lengua o cuchara mezclamos bien.

Vertemos la masa en las cápsulas con la ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, hasta aproximadamente la mitad de la cápsula y horneamos durante unos 25 minutos.

Para comprobar que están cocidos, pinchamos en el centro de cada cupcakes con un palillo, si éste sale limpio es que están listos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando nuestros cupcakes estén fríos, los rellenamos con la nutella con la ayuda de una manga pastelera provista de una boquilla de relleno. Reservamos.



INGREDIENTES PARA EL GLASEADO DE VAINILLA:

  • 150 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 1 cucharada de leche entera.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla en pasta.
  • 250 grs de azúcar extrafino.
  • Colorante verde en pasta, yo usé "Party Green" de SugarFlair.

PREPARACIÓN DEL GLASEADO:


En el bol de la amasadora, batimos a velocidad alta la mantequilla, la leche, la vainilla y el azúcar extrafino durante unos tres o cinco minutos, hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una mezcla homogénea.

A continuación y con la ayuda de un palillo vamos incorporando el colorante en pasta hasta que obtengamos el color deseado.

Como os digo siempre, es mejor ir poco a poco con los colorantes para asegurarnos que no nos pasamos y que conseguimos el tono de color que queremos para nuestra decoración.

Cuando tengamos el color deseado, volvemos a batir a máxima velocidad durante un par de minutos más con el fin de que nuestro glaseado adquiera mayor consistencia.

Ahora ya tenemos listo nuestro glaseado para decorar nuestros cupcakes. Lo introducimos en un manga pastelera desechable provista de una boquilla para hacer forma de césped y comenzamos a decorar.

Para terminar, colocamos sobre nuestro glaseado en forma de césped un par de huevos de chocolate.

La terminación es perfecta, es tan visual y bonita que os aseguro que nadie, tanto niños como adultos, podrán resistirse a ellos.

Son unos cupcakes que, debido a su decoración, entran por los ojos pero que cuando les das el primer mordisco te atrapan por su insuperable sabor.

¿Se os ocurre mejor manera de celebrar estas fiestas que degustar un delicioso cupcake? A mí sin duda, NO y si es en la mejor compañía todavía menos.

Disfrutad mucho de estos días y reponed todas las fuerzas posibles fuerzas. Nos vemos el jueves con una nueva receta de Pascua.

Un beso fuerte a todos.