Páginas

CUPCAKES DE FRAMBUESA Y CHOCOLATE BLANCO

jueves, 30 de enero de 2014


Bueno, ya  todos conocéis la foto de estos cupcakes, ya que el lunes celebré el cumple de blog con su imagen.

La verdad es que maté dos pájaros de un tiro porque son los cupcakes que le preparé a mi chico por su cumpleaños el pasado viernes. Al menos, el lunes os dejé con la intriga del sabor, ahora ya desvelado os aconsejo que los hagáis sin duda alguna porque están tremendos.

Es cierto que siempre os digo lo mismo, que todo lo que hago está tremendo pero es que.....es la verdad!!!!

En estos cupcakes la combinación de sabores queda ideal. Por un lado la acidez característica de la frambuesa casa fenomenal con la dulzura del chocolate blanco en el buttercream y para colmo están rellenos de mermelada de frambuesa. Adoro los cupcakes rellenos, de cualquier cosa pero rellenos. No me podéis negar que ganan un montón, no??

Así que decidido, frambuesa+chocolate blanco= pareja perfecta!!!!!

¿Qué más podemos pedirles a estos pequeños? Algo más, claro que sí ¿que os ponga la receta? por ejemplo jejejeje. Vamos con ella.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:


  • 110 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 180 grs de azúcar blanca.
  • 2 huevos grandes.
  • 125 grs de harina con levadura, tamizada.
  • 120 grs de harina común, tamizada.
  • 125 ml de leche entera o semi.
  • 1 cucharada de vainilla en pasta.
  • 5 cucharadas de mermelada de frambuesa de calidad.


RELLENO:

  • Mermelada de frambuesa.


INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE CHOCOLATE BLANCO:


  • 250 grs de mantequilla sin sal.
  • 1 y 1/2 cucharada de leche entera.
  • 300 grs de azúcar extrafino.
  • 150 grs de chocolate blanco.


DECORACIÓN:

  • Frambuesas naturales.


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 160º y colocamos nuestras cápsulas en nuestra bandeja para cupcakes. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar durante un par de minutos hasta que la mezcla blanquee. Añadimos los huevos uno a uno y sin dejar de batir.

En otro cuenco, mezclamos los dos tipos de harina previamente tamizadas. Reservamos.

En una jarra, echamos la leche y mezclamos con el extracto de vainilla hasta que ésta se disuelva. Reservamos.

Añadimos un tercio de la mezcla de harina a la de mantequilla y batimos bien. Echamos un tercio de la leche y batimos de nuevo. Repetimos estos pasos hasta incorporar toda la harina y toda la leche.

Por último, incorporamos las cucharas de mermelada y removemos un poco con la ayuda de una cuchara de madera.  La idea es dejar trozos de confitura por la mezcla, en vez de obtener una masa de color homogénero.

Vertemos la masa en las cápsulas con la ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, hasta aproximadamente la mitad de la cápsula y horneamos durante unos 25 minutos.

Para comprobar que están cocidos, pinchamos en el centro de cada cupcakes con un palillo, si éste sale limpio es que están listos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM:


 Derretimos el chocolate blanco en el microondas, cuando esté listo lo dejamos enfriar ligeramente.

En el bol de la amasadora, batimos a velocidad alta la mantequilla, la leche y el azúcar extrafino durante unos tres o cinco minutos, hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una mezcla homogénea.

A continuación y sin dejar de batir, vamos incorporando el chocolate que teníamos derretido y ligeramente frío. Batiremos hasta que obtengamos un glaseado consistente.

Cuando tengamos el buttercream listo lo metemos en la nevera y reservamos.



Volvemos a los cupcakes, que ya están fríos y que nos están esperando en la rejilla. Empezamos a descorazonarlos, con la ayuda del descorazonador de manzanas.

Tan solo tenemos que meter el descorazonar hasta la mitad del cupcake, girarlo y sacarlo, sin olvidar guardar la tapita. Una vez descorazonados y con la ayuda de una cucharilla los vamos rellenando con la mermelada y tapando con una de la tapitas que previamente hemos guardado.

Una vez que tenemos todos los cupcakes rellenos los empezamos a decorar con nuestro Buttercream de chocolate blanco. Sacamos nuestro frosting de la nevera y lo metemos en una manga pastelera, yo he usado la boquilla Nº1 de Wilton.


Empezamos decorando desde el centro haciendo círculos hasta llegar al borde del cupcakes.

Para decorar utilicé frambuesas naturales para darles un toque de color.

Y hasta aquí la receta de hoy, espero que os haya gustado tanto como a mí!!!!

Un beso fuerte y hasta el lunes, a ver con que os sorprendo esta vez amigos.