Páginas

CARROT CAKE

jueves, 28 de noviembre de 2013



Desde que vi estas tartas por primera vez me enamoré de ellas, las "Naked Cakes" y como no, yo tenía que hacer una.

Me parecen tan bonitas y elegantes... Es cierto que cuando vi una por primera vez me pareció rara, no sé muy bien como explicarme, es decir, acostumbrada a ver los layer cake perfectamente cubiertos con sus capas pulidas, rectas y perfectas...y al ver este tipo de tartas era como...¿pero está terminada? jejeje.

Sin embargo, tras esta primera impresión, el amor por ellas ha ido en aumento. Me parecen realmente bonitas y sí, me repito, tan elegantes como cualquier otro layer cake perfecto y maravilloso. Creo que ahora tengo otra adicción repostera más que sumar a las ya existentes por los cupcakes, cookies vs galletas varias, layer cakes...... las "NAKED CAKED", aggg!!!! no puedo parar!!!!!!

Sí, mi cabeza ya está dando vueltas a la siguiente tarta de este tipo. Las posibilidades son tantas y en las fechas en las que estamos y que se nos avecinan hay tantos días importantes, que culminarlos con una tarta desnuda me parece un acierto absoluto, así que estad atentos porque se aproximan muchas nuevas recetas dulces, ricas y deliciosas. Espero que estéis preparados  :)

La elección fue fácil pues quería estrenarme en el mundo de las "tartas desnudas" con una de mis tartas favoritas, la "Carrot Cake" cubierta de una deliciosa crema de queso a la naranja y aquí tenéis el resultado.

La receta es sencilla y el resultado, como podéis ver por las fotos, es más que excelente. Aquí vamos con todo lo necesario para hacer esta maravillosa tarta.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:


  • 315 gr. harina de repostería.
  • 1 1/2 cucharaditas de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 4 huevos grandes
  • 350 gr. azúcar blanca.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla en pasta.
  • 250 ml. de aceite de girasol.
  • 185 gr. zanahoria rallada.
  • 250 gr. piña en su jugo escurrida.
  • 125 gr. pasas sin pepita.



INGREDIENTES PARA LA CREMA DE QUESO A LA NARANJA:


  • 250 grs de queso crema tipo Philadelphia, ojo NO light.
  • 250 grs de icing sugar o azúcar extrafina.
  • 130 grs de mantequilla blandita.
  • La ralladura de una naranja.



PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 175º y engrasamos dos moldes de unos 20 cm de diámetro con mantequilla por todos los lados al igual que en la base, además, cubrimos la base de ambos moldes con papel para hornear, con esto haremos que sea más fácil desmoldarlos. Reservamos.

En un bol, tamizamos la harina, el bicarbonato la canela y la sal. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos los huevos y el azúcar hasta que blanqueen y doblen el tamaño. Añadimos el extracto de vainilla y el aceite y mezclamos hasta que los ingredientes entén integrados.

Añadimos la mezcla de la harina que teníamos reservada y mezclamos bien hasta que no queden restos visibles de harina. Es importante no batir demasiado, de lo contrario quedaría correoso y grasiento.

Por último, añadir la zanahoria rallada, la piña y las pasas y mezclamos bien con la ayuda de una espátula, hasta que estén repartidas por igual.

Repartimos la masa en los dos moldes en partes iguales y horneamos durante aproximadamente 35 / 40 minutos.

Transcurrido este tiempo, los pinchamos en el centro con un palillo para ver si están bien cocidos. Si el palillo sale limpio es señal de que los bizcochos están listos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en los moldes durante unos 10 minutos. Desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando estén completamente frío, los envolvemos en film transparente y los metemos en la nevera durante toda la noche. Si no pudierais dejarlos enfriar tanto tiempo, con un par de horas sería suficiente.



PREPARACIÓN DE LA CREMA DE QUESO:

En el bol de la amasadora ponemos todos los ingredientes juntos y batimos a máxima velocidad hasta que la crema blanquee y esté homogénea, necesitará varios minutos.



MONTAJE DE LA TARTA:

Sacamos los bizcochos de la nevera e igualamos con la ayuda de un cuchillo, es decir, si durante el horneado nos han subido un poquito por el centro, cortamos la parte que ha subido para que nos quede una superficie plana. Reservamos estos restos de bizcocho, yo los usé para decorar.

Ponemos una capa del bizcocho sobre el stand en el que vamos a presentar nuestra tarta y aplicamos una generosa capa de crema de queso a la naranja sobre él. No os preocupéis por dejarlo muy liso, ya que encima pondremos la otra capa de bizcocho.

A continuación, ponemos sobre esta capa de crema el otro bizcocho y terminamos aplicando otra capa generosa también de crema de queso por encima.

Para decorar yo utilicé los restos de bizcocho que había cortado. Los desmenucé con la mano y los fui echando por encima. La verdad es que esta decoración fue un acierto porque, para mi gusto claro, quedó preciosa.

Y tachám.....aquí tenéis esta deliciosa Carrot Cake, ideal para cualquier momento del día. Es una tarta tan jugosa que se hace irresistible. El bizcocho por si solo es espectacular, ya que la piña y las pasas le dan una textura y un sabor especial, pero acompañado de esta deliciosa crema de queso hace que sea MORTAL!!!


Espero que os haya gustado y sobre todo que con esta receta tan dulce os haya alegrado el jueves.

Muchos besos, nos vemos pronto en la próxima receta.