Páginas

BUNDT CAKE DE CHOCOLATE CON FRESAS.

lunes, 24 de junio de 2013





Llevaba mucho tiempo sin hacer ningún Bundt Cake y la verdad es que ya estaba tardando. Porque aunque no publique entradas de Bundt Cakes mi amor por ellos no ha disminuido lo más mínimo, al contrario, va en aumento, incluso me he comprado algún que otro molde nuevo, es verlos y sentir un amor irrefrenable por ellos, son tan bonitos......en la próxima entrada os enseñaré mi nueva adquisición, estoy segura de que os encantará porque es precioso y el resultado mejor aún.

Este fin de semana y para dar la bienvenida al verano, hice trabajar a mi horno como hacía tiempo que no lo hacía. Qué mejor combinación calor-horno para pasar un fin de semana entretenido, ¿verdad?.

Las enamoradas de la repostería no nos dejamos amedrentar por las altas temperaturas, un buen dulce bien merece padecer un poco de calor, tenemos nuestras estrategias para evitar estos efectos negativos y hacerles frente, todo sea por disfrutar de un buen postre.

Así que este fin de semana me he puesto y he hecho varios Bundt Cakes, entre otras muchas cosas jejeje que ya os iré enseñando, tenía muchas ganas de probar varias combinaciones de sabores que hacía tiempo tenía en mente y la verdad es que los resultados han sido incluso mejor de lo que esperaba.

Os enseño la primera receta, "Bundt Cake de Chocolate relleno de fresas", una combinación tradicional pero siempre deliciosa.

Espero que os guste tanto como a mí.



 INGREDIENTES:

  • 250 grs de mantequilla.
  • 300 grs de azúcar.
  • 315 grs de harina de todo uso tamizada.
  • 4 huevos.
  • 2 cucharaditas de levadura química, yo utilizo la de Royal.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla en polvo
  • 200 ml de leche entera.
  • 65 grs de cacao en polvo sin azúcar, yo utilizo el de la marca Valor.
  • Mermelada de fresas para el relleno.



PREPARACIÓN:

Engrasamos bien por todos lo huecos nuestro molde de Bundt Cake con mantequilla y reservamos.

Precalentamos el horno a 180º.

En un bol tamizamos la harina junto con la levadura y la sal y reservamos también.

Separamos las yemas de las claras y montamos las claras a punto de nieve y reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos a velocidad media durante unos 4 minutos, el azúcar junto con la mantequilla, hasta que ambos ingredientes se integren y la mezcla adquiera un color blanquecino.  Añadimos las yemas ligeramente batidas poco a poco, no añadiremos la siguiente hasta que no la anterior no esté integrada y batimos un par de minutos más.

Añadimos un tercio de la mezcla de harina y batimos, añadimos la mitad de la leche y volvemos a batir. Repetiremos este proceso hasta terminar con toda la leche y con toda la mezcla de la harina. Ahora, incorporamos en tres veces y con mucho cuidado, las claras montadas a punto de nieve.

Cuando hayamos obtenido una mezcla homogénea, añadimos el extracto de vainilla y el cacao en  polvo y mezclamos bien.

Echamos la mezcla en el molde de Bundt Cake. Es importante asegurarnos que la mezcla llega a todas las esquinas del molde, podemos ayudarnos de una espátula y de unos golpecitos al molde.

Horneamos durante unos 60 minutos aproximadamente o hasta que al pincharlo con un palillo, éste salga limpio.

Lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde unos 10 minutos, transcurrido este tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

En un vaso echamos la mermelada de fresas que hayamos elegido para el relleno, batimos con un tenedor y si vemos que es muy espesa podemos meterla en el microondas una par de segundos para que se ponga más líquida y así nos resulte más fácil rellenar nuestro bizcocho.

Cuando el bizcocho se haya enfriado totalmente sobre la rejilla, volvemos a meterlo en el molde ya frío para proceder con el relleno, de esta forma evitaremos que al hacer presión sobre él para hacerle los agujeros se nos rompa.

Yo usé el descorazonador de manzanas, hacemos tantos agujeros como queramos y con la ayuda de unas cucharillas vamos rellenando los agujeros con nuestra mermelada templada.

Cuando todos los agujeros estén rellenos, los vamos tapando con los trocitos de bizcocho que hemos sacado con el descorazonador de manzanas y que por supuesto hemos guardado.

Ahora ya podemos darle la vuelta, colocarlo sobre nuestra bandeja y disfrutar de esta delicia en forma de bizcochito relleno.





Estas fotos tan maravillosas se las debo a una gran artista, María de la Vega. Gracias por todo, eres una gran artista y sobre todo eres una gran persona, soy afortunada de teneros en mi vida! ¡Gracias!


Y al resto, un millón de gracias por leerme. Hasta la siguiente receta.