Páginas

Cucpakes de Café Espresso Caramel Nescafé Dolce Gusto y Chocolate

jueves, 27 de julio de 2017


Hoy os traigo una receta muy especial, la última antes de irme de vacaciones  y para hacerlo, lo hago de una manera deliciosa y es que llevaba mucho tiempo queriendo hacer unos cupcakes de chocolate y café.

Es una mezcla de sabores que me encanta, si todavía no la habéis probado, no tardéis en hacerlo porque estoy segura de que os sorprenderá para bien y os haréis tan fan de ella como lo soy yo.

Lo malo es que por mucho que me gusten estos sabores, tenía un problema, no encontraba el momento adecuado para ponerme manos a la masa. Cuando me pongo a hacer cupcakes siempre me salen bastantes y es muy difícil resistir la tentación de no comerse todos en un par de días, por eso para mí es importante hacerlos cuando puedo compartirlos con alguien, ya sea por una celebración o por una simple reunión entre amigos.

Además, hace relativamente poco llegó a mi casa la maravillosa cafetera Eclipse de NESCAFÉ® Dolce Gusto® y cada vez que disfrutaba de una de sus maravillosas y deliciosas variedades de cafés de las que dispone, los cupcakes venían a mi mente y la necesidad de hacerlos cada vez era más grande. Necesitaba buscar la ocasión perfecta para ponerme a hornear porque, aunque estemos en verano y con el calor no apetezca mucho encender el horno, las necesidades de cupcakes eran más grandes.


Y de repente, la ocasión vino a mí, una de mis amigas acababa de alquilar un maravilloso piso, tenía las llaves en la mano y en un par de días iba a hacer una fiesta de inauguración a la que estaba invitada.

¡Olé! Por fin era el momento de preparar mis cupcakes de café y chocolate.


Ahora ya no tenía excusa, una maravillosa cafetera me esperaba y tenía una fiesta por delante, y lo mejor de todo es que podía utilizar un café de calidad para mi receta, pero tenía que pensar por cuál de todas sus variedades decantarme y la elección fue ideal, “Espresso Caramel”, todo el aroma y la intensidad de un gran café en cada sorbo, que combinados con el chocolate hacen que estos cupcakes se conviertan en un tentación irresistible.


Como ya sabéis los que me seguís, para mí un cupcake tiene que estar relleno y para la ocasión, elegí una crema de queso con un toque ligero de café que los hacen más jugosos y tiernos todavía si cabe.

Así que ahora que ya os he puesto los dientes largos, vamos con la receta.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 115 grs de mantequilla.
  • 120 grs de azúcar moreno. 
  • 1 huevo.
  • 150 grs de harina de todo uso.
  • 50 grs de cacao en polvo sin azúcar. 
  • 1/2 cucharaditas de levadura química.
  • 110 ml de leche semidesnatada
  • 110 ml de café Espresso Caramel NESCAFÉ® Dolce Gusto®.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 225 grs de queso mascarpone.
  • 110 grs de azúcar superfino.
  • 5 cucharadas de café Espresso Caramel NESCAFÉ® Dolce Gusto® líquido.


INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CAFÉ (COBERTURA-BUTTERCREAM):

  • 150 grs azúcar superfino.
  • 150 grs de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 cucharaditas de café Espresso Caramel NESCAFÉ® Dolce Gusto® líquido.


INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CHOCOLATE:

  • 60 grs de mantequilla sin sal.
  • 200 grs de azúcar superfino.
  • 45 grs de cacao en polvo sin azúcar. 
  • 25 ml de leche semidesnatada.


ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas de papel elegidas para la ocasión. Reservamos.

En un bol, tamizamos la harina, la levadura química y el cacao. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla adquiera un color blanquecino. A continuación, añadimos el huevo sin dejar de batir hasta que se incorpore totalmente.

Ahora es el momento de añadir la mitad de la harina, batimos a velocidad baja hasta que se incorpore. Echamos la leche, mezclada con el extracto de vainilla y el café, y volvemos a batir.

Terminamos añadiendo la otra mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.

Con la ayuda de nuestra cuchara para hacer bolas de helado, repartimos la masa en las cápsulas que teníamos reservadas. Es importante no llenarlas mucho, de esta manera evitaremos que se nos salgan al hornear.

Horneamos 20-22 minutos o hasta que al pinchar nuestros cupcakes con un palillo, éste salga limpio. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando los cupcakes estén totalmente fríos, con la ayuda de un descorazonador de manzanas, hacemos un agujero en cada uno de ellos. Reservamos.


ELABORACIÓN DEL RELLENO:

En el bol de la amasadora batimos todos los ingredientes del relleno hasta que obtengamos una crema suave. Vertemos la mezcla en una manga pastelera y reservamos en la nevera.


ELABORACIÓN DEL BUTTERCREAM DE CAFÉ Y CHOCOLATE:

Para el de café: En el bol de la amasadora echamos el azúcar superfino junto con la mantequilla y batimos a máxima velocidad durante 5 minutos o hasta que la mezcla aumente de volumen y se aclare. Incorporamos el café y batimos 1 minuto más. Reservamos en la nevera mientras preparamos la otra crema.


Para el de chocolate: En el bol de la amasadora ponemos el azúcar superfino junto con el cacao, la mantequilla y la leche. Batimos a velocidad baja un minuto para a continuación, batir a máxima velocidad durante al menos otros 5 minutos más hasta que adquiera una textura cremosa y un color intenso.



MONTAJE DE LOS CUPCAKES:

Sacamos nuestro relleno de la nevera y rellenamos todos nuestros cupcakes con la crema de queso y café que teníamos esperándonos en la nevera. Reservamos.

Ahora vamos a poner el buttercream (cobertura) de café y chocolate sobre nuestros cupcakes.
Para conseguir un efecto “marmoleado”, en una manga pastelera provista de una boquilla estrellada, ponemos  una cucharada de crema de café, seguidamente ponemos otra cucharada de la crema de chocolate, y de nuevo la de la café y así sucesivamente hasta acabar con ambas cremas. Ya tenemos nuestra manga lista para decorar nuestros cupcakes. Ahora solo tenemos que empezar cubriendo la superficie de nuestros cupcakes poniendo el buttercream marmoleado desde fuera hacia dentro.

Y hasta aquí la receta de hoy, una verdadera maravilla para compartir con una buena taza de café o té. Espero que os haya gustado y sobre todo que os animéis a hacerla en casa. Y si aún os quedan dudas de si encender el horno o no, os dejo una foto del relleno que espero os termine por convencer.


Nos vemos a la vuelta de las vacaciones, disfrutad mucho amigos y recargar las pilas que en septiembre volvemos a la carga.

Besos veraniegos a todos.