Páginas

Cupcakes de Cereza y Chocolate

jueves, 8 de septiembre de 2016



Con esto de cuidarme y de las recetas Fit, hacía tanto tiempo que no encendía mi horno para hacer cupcakes que cuando el otro día sonó mi teléfono y me hicieron un encargo para un cumpleaños solo me faltó dar palmas con las orejas. 

¡Yujuuuuu! 

Tener un encargo supone que al menos cinco de estos pequeños se quedan en casa. Lo admito, no calculo bien cantidades y siempre me salen de más, es una lástima ¿verdad? Jejeje. No sé ajustar o no quiero aprender, creo que lo segundo es más acertado en este caso.

Y es que si me pongo a hacer cupcakes para casa y no es por motivo de encargo o de algún regalo que quiera hacer, os puedo asegurar que en tres días puedo comerme todos los que me salgan en la hornada y me quedo tan pichi. A mí no me empalagan y me quedo con sensación de pesadez, al revés, me quedo con ganas de repetir y en la verdadera gloria después de haber ingerido en tercero.

Os parecerá exagerado pero es la verdad, soy adicta al dulce y no puedo parar, por eso prefiero hacerlos en ocasiones especiales o cuando sé que solo podré comer dos porque no tengo más a mi alcance, por eso esta llamada telefónica me llenó de felicidad. Y lo mejor de todo, tenía vía libre para hacerlos del sabor que yo quisiera y de las combinaciones que yo prefiriera, la única condición que me pusieron, ¡qué llevaran chocolate! 

¡¡¡Oléeeeeeeeee!!! ¡¡¡¡Chocolate!!! Felicidad absoluta en forma de cupcake.

La combinación la tenía más que clara, “Cupcakes de cereza y chocolate”, totalmente impresionantes y deliciosos.

Tenéis que animaros porque son un vicio absoluto y nada si después de leer la receta tenéis antojo de hacerlos pero os pasa como a mí, que sois capaces de devorarlos todos sin necesidad de ayuda, los hacemos a medias y los comemos juntos porque yo me apunto.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

115 grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
220 grs de azúcar blanco.
3 huevos M.
180 grs de harina.
1 cucharadita y media de levadura Royal.
120 ml de leche semidesnatada.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
½ cucharadita de extracto de cereza


INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y LA DECORACIÓN:

Un bote de mermelada de cereza de calidad.
Guindas en almíbar para decorar.

INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE CHOCOLATE:

250 grs de mantequilla sin sal.
325 grs de icing sugar.
60 grs de cacao en polvo sin azúcar.
2 cucharadas de leche semidesnatada.
200 grs de chocolate negro para fundir.


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 180º grados y preparamos nuestra bandeja para cupcakes con 12 cápsulas de papel que hayamos elegido para la ocasión. Reservamos.

En un bol, tamizamos la harina y la levadura química. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.

A continuación, añadimos los huevos, uno a uno, batiendo hasta que se incorporen. Incorporamos la mitad de la harina y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore.

Seguidamente, agregamos la leche, mezclada con el extracto de vainilla y el extracto de  cereza y volvemos a batir.

Terminamos echando la otra mitad de mezcla de harina que nos falta y batimos a velocidad baja hasta que la mezcla sea homogénea.

Repartimos la mezcla en las cápsulas que teníamos reservadas con la ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado.

Horneamos 20 minutos aproximadamente o hasta que un palillo salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar los cupcakes en una rejilla hasta que se enfríen por completo.


 PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM DE CACAO:

Ponemos en un bol el chocolate negro y derretimos en el microondas poco a poco, en intervalos cortos de tiempo para evitar que se nos queme. Reservamos para que temple.

Tamizamos el icing sugar con el cacao y los colocamos en el bol de nuestra amasadora junto con la mantequilla y la leche. Batimos a velocidad baja un minuto, es importante tapar el bol con un paño limpio y húmedo para evitar de esta forma manchar toda la cocina de azúcar.

Transcurrido este tiempo, subimos la velocidad de la amasadora y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad alta.

Añadimos el chocolate fundido a nuestro buttercream y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren. El buttercream se volverá cremoso y de color chocolate intenso. Reservamos.


MONTAJE DE LOS CUPCAKES:

Ponemos nuestra buttercream de cacao intenso en una manga pastelera con la boquilla elegida para la ocasión. Reservamos en la nevera.

Hacemos lo mismo con la mermelada de cereza, la introducimos en una manga pastelera sin boquilla, con la ayuda de unas tijeras recortamos la punta de la manga para hacer un agujero. Reservamos.

Cuando los cupcakes se hayan enfriado por completo les hacemos un agujero con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los vamos rellenando con nuestra mermelada de cereza, la cual teníamos reservada dentro de una manga pastelera.

NOTA: Como os comento siempre que publico una receta de cupcakes, recordaros que yo prefiero no tapar los cupcakes una vez rellenos con los trozos de bizcocho que quito con el descorazonador. He notado que si los tapo, el bizcocho absorbe cualquier relleno y no queda igual. Me gusta que "chorree" el relleno cuando los muerdo ;)
Así podéis empezar a deleitaros con estos trocitos de bizcocho sobrante, yo es lo que hice jejeje.

Cuando tengamos rellenos todos nuestros cupcakes los vamos decorando con el buttercream de cacao, usando la  manga pastelera. Terminamos decorándolos con unas guindas en almíbar.

Os puedo asegurar que el olor del bizcocho es una tentación absoluta y que la combinación de las cerezas y el chocolate se convierte en altamente adictiva. 

Desde hoy puedo decir que estos cupcakes son de mis preferidos, pasan a estar en los primeros puestos de lista de amados. Ahora os toca probarlos y decidir si os pasa como a mí y les otorgáis un puesto en el “Top Ten” de los cupcakes.

Un besazo amigos, gracias por estar aquí cada semana. Nos vemos el jueves.