Páginas

Flan de Chocolate Fitness sin azúcar

jueves, 7 de abril de 2016


Hoy vuelvo a la carga con una receta sana y por supuesto, rica como la que más.

Los que me seguís, ya conocéis mi receta de "Flan Fitness de Vainilla". En casa nos encantan y resultan una opción ideal para darnos un capricho sin tener remordimientos y lo mejor de todo, al no tener hidratos de carbono se pueden tomar a cualquier hora del día.

Como el flan de vainilla nos encantó, esta vez he probado una nueva versión y le he añadido chocolate sin azúcar. El resultado ha sido tan rico que resulta difícil resistir la tentación de comerse uno solo.

A mí me gusta el chocolate en todas sus versiones, ya lo sabéis, pero en estos flanes queda un sabor intenso y suave a su vez, con una textura delicada y ligera.

Vamos, que no sé como vendéroslos para que os pongáis a hacerlos en casa, ¿se nota mucho? jejeje.


INGREDIENTES PARA 6 FLANES INDIVIDUALES:

  • 60 grs de proteína sabor vainilla.
  • 10 claras de huevo pasteurizadas.
  • 2 huevos enteros.
  • 250 ml de leche de soja desnatada.
  • 2 cucharadas soperas de edulcorante líquido.
  • 30 grs de cacao desgrasado sin azúcar, yo utilizo el de la marca Valor.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º.

Ponemos todos los ingredientes en un bol y con la ayuda de una batidora mezclamos.

Con la ayuda de una cuchara sopera, repartimos nuestra mezcla en los moldes individuales para flanes, si no tenemos podemos hacer un flan grande en un solo molde, aunque individuales quedan ideales.

Cuando hayamos repartido toda nuestra mezcla en los diferentes moldes, colocamos los mismos dentro de un molde grande para horno.

Echamos agua templada en el molde para horno que contiene nuestros flanes individuales, ya que es necesario cocinarlos al baño María. Es importante echar agua hasta la mitad de los moldes individuales de flan, con esto evitaremos que entre agua en los flanes.

Horneamos durante unos 15 minutos aproximadamente o hasta que al pincharlos con un palillo, éste salga limpio. Sacamos del horno y los dejamos enfriar por completo dentro del molde.

Para desmoldarlos, es necesario meter la punta de un cuchillo por las paredes de los moldes, para despegarlos y hacer que sea más fácil poder servirlos.

¡Ay! Las recetas "Fitness" me tienen loca, en el buen sentido de la palabra, son todas tan sencillas de hacer y están tan buenas...

Es que.....lo confieso, por si aún a estas alturas no lo habéis descubierto:

-¡No podría vivir sin dulce!- modo "Gritando a los cuatro vientos" ON.

Por eso no paro de darle vueltas  a recetas dulzonas para convertirlas en un poco más sanas y así, de esta manera, hacer más llevadera mi locura por las dietas sin fin. 

Aunque de vez en cuando hay que darse caprichos "no fit" y en ese momento mis recetas vuelven a ser de las que hacen historia, os comento que en breve llegará alguna de este tipo.

Besazos enormes a todos, gracias por estar ahí.

¡Hasta el próximo jueves!