Páginas

Tarta de Manzana Fitness

jueves, 11 de febrero de 2016


La receta que traigo hoy es más que especial y de verdad que me faltan las palabras para convenceros de que tenéis que probarla.

Os aseguro que esta receta es la "reina de las recetas Fitness", pero qué estoy diciendo, REINA con mayúsculas por supuesto. Os prometo, os aseguro, os juro y todo lo que queráis que esta tarta de manzana es la mejor receta de tarta de manzana Fitness que vais a probar en vuestra vida, pero toda todita toda vuestra vida. ¡¡ Prometido!!

Qué podría deciros de la entrada de hoy, es una receta adaptada de la típica tarta de manzana de mi madre, esa tarta que recuerdas desde que tienes uso de razón, que tu madre hace siempre y que cada vez que la comes te sabe más y más buena.

Y ese recuerdo inolvidable me vino el otro día a la cabeza, necesitaba volver a comerme un trozo de esta delicia y bueno, pensando en como bajar la receta en lo que respecta a calorías e hidratos, salió este gran descubrimiento.

Gran descubrimiento y la receta de tarta de manzana por excelencia, porque es algo más que maravillosa.

Simplemente la defino como "Perfecta".

Os prometo que si la probáis no os faltará en vuestra mesa y que la prepararéis una y otra vez porque no tiene nada que envidiarle a ninguna otra tarta de manzana llena de azúcares y calorías.

Podéis disfrutar de un postre más que rico, dulce, jugoso, lleno de sabor y del que nadie sospechara que, además de todo esto, apenas tiene calorías.

Nadie notará que esta tarta no contiene azúcar y que todos sus ingredientes son adecuados y compatibles con una dieta sana y equilibrada.

No esperaréis ocasión especial para encender el horno y preparar esta tarta de manzana, porque la merienda diaria será la mejor ocasión especial para hacerla.

Así da gusto cuidarse y estar a dieta, con este tipo de postres, no echaréis nada de menos.

Y como siempre, no solo por el maravilloso sabor y textura, también es perfecta porque es más que sencilla de hacer.

¿Os enseño? Vamos allá.


INGREDIENTES:

  • 1 kg de manzana reineta.
  • 1 bote de mermelada de albaricoque Hero Diet.
  • 1 huevo entero.
  • 4 cucharadas de harina de avena.
  • 30 ml de brandy o whisky.
  • 3 cucharadas de sacarina líquida.
  • 1 sobre de levadura.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde desmontable con papel de hornear en su base. Reservamos.

Del kilo de manzanas reinetas elegimos una de ellas, solo una, que reservaremos para la decoración, por eso es importante elegir una grande. Reservamos.

El resto de manzanas, las pelamos, las descorazonamos y las cortamos en láminas muy finas en un bol grande.

En el mismo bol donde tenemos nuestras láminas de manzana, añadimos todos los ingredientes, es decir, el huevo, la harina de avena, el brandy, la sacarina, la levadura y 200 grs de mermelada de albaricoque del bote que tenemos entero para nuestra receta. El resto de mermelada, unos 80 grs aproximadamente lo reservamos para darle brillo a nuestra tarta cuando esté fría y terminada.

Removemos todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara de madera, hasta obtener una mezcla homogénea.

Echamos nuestra mezcla en el molde que teníamos reservado y decoramos la parte de arriba con la manzana que teníamos reservada para la decoración, cortándola en gajos muy finos y alternándolos unos sobre otros.

A continuación, la metemos en el horno durante una hora aproximadamente. Cuando esté lista, la sacamos del horno y la dejamos enfriar por completo.

Cuando esté fría, la desmoldamos y para terminar la decoración y darle brillo, la cubrimos con el resto de mermelada de albaricoque que teníamos reservada, ayudándonos de una brocha de cocina.

Ya tenemos preparada la mejor tarta de manzana del mundo, ahora toca disfrutar de ella.

Y lo mejor de todo es que de esta tarta salen unas 8 porciones generosas, cada una de ellas con los siguientes valores nutricionales:


Carbohidratos                     Grasas                           Proteínas                          Calorías

   16,1                                     0,9                                  1,7                                    95

Maravilloso, ¿Verdad? Pues cuando la hagáis en casa y la probéis, os daréis cuenta de que aún con todo lo que os he dicho de esta tarta, me he quedado corta. Porque sí, amigos lectores, faltan palabras para describir lo tremenda que está.

Por cierto, mi horno ya está encendido. Ñam ñam.......

Besos y hasta la semana que viene.