Páginas

Tarta Fitness de Manzana y Canela

jueves, 17 de septiembre de 2015




Hoy os traigo una receta rica, saludable y muy rápida de preparar.

Sigo en modo "Dieta ON", así que cada semana me preparo una nueva receta fitness para el desayuno.

Lo que más me cuesta en la dieta, es introducir proteínas en todas mis comidas, fundamental para crear músculo, por eso intento hacer e inventar recetas dulces que las contengan y que me hagan esta tarea más sencilla.

Y realmente, con estos postres, la obligación de introducir proteína en tus comidas (desayuno o almuerzo) se hace deliciosa.

Para mí es en estas dos comidas cuando más me cuesta hacerlo, en la comida o en la cena es sencillo, ya que al comer carne o pescado lo tenemos resuelto, pero en el desayuno....ufff no me veo comiendo una tortilla de claras nada más levantarme jejeje.

Os señalo el desayuno o el almuerzo porque es cuando tomo este tipo de "dulces", ya que comer hidratos por la tarde/noche no es muy recomendable y porque además, la harina de avena nos da energía para
afrontar toda la mañana y llegar a la hora de la comida sin morirnos de hambre.

Aunque si tenemos un momento de "bajón", yo en ocasiones tengo muchos, mi cuerpo me pide dulce y no puedo parar, un trozo de esta tarta de manzana se convierte en el aliado ideal para quitarnos la ansiedad.

Vamos la deliciosa receta:

INGREDIENTES:

  • 20 claras de huevo.
  • 1 huevo entero.
  • 250 grs de harina avena
  • 1 cucharada colmada de canela molida.
  • 2 manzanas Golden peladas y troceadas en láminas.
  • 1 yogurt 0%.
  • 1 sobre de levadura química.
  • 2 cucharadas de Stevia o edulcorante líquido.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestro molde elegido para la ocasión, yo he usado uno para brownie poniendo papel de hornear en el fondo, así evitaremos que se nos pegue. Reservamos.

En el bol de la amasadora, echamos todos los ingredientes excepto la manzana, batimos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Cuando hayamos obtenido una masa uniforme, volcamos la misma en el molde, el cual teníamos previamente preparado con el papel de hornear en la base.

Por último, repartimos la manzana troceada en láminas por toda la superficie de la tarta.

Horneamos durante aproximadamente unos 45 minutos o hasta que al pinchar nuestra tarta con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de consumir.

Delicioso, ¿verdad? Ahora sí que apetece desayunar o darse un capricho a media mañana.

Un capricho jugoso, dulce, tierno y esponjoso,  además de sabroso, sano y equilibrado. Vamos que esta receta lo tiene todo.

¿Apetece cuidarse?

Un beso fuerte a todos, nos vemos la próxima semana con otra deliciosa receta.