Páginas

Helado light de queso y melocotón

viernes, 3 de julio de 2015





Inauguro el mes de Julio con una receta veraniega donde las haya, un delicioso helado!!!

Pero no un helado cualquiera, sino uno que no nos va a hacer sentir culpables al terminar nuestra tarrina y que nos ayuda a cuidarnos y a mantener la línea.

Llevo un tiempo queriendo hacer helados caseros, hace meses me compré el accesorio para helados de mi amada KitchedAid, pero ha tenido que ser la pequeña heladera de Lidl la que me ha hecho ponerme con ellos.

Fue comprarla y no poder esperar. Llegué a casa directa y me puse como loca a hacer hueco en mi pequeño congelador, y sí, pequeño, muy pequeño, vamos que cabe poco más, está el contenedor de la maquinita y nada más.

Para inaugurar mi temporada heladera, he querido hacerlo con un helado sin azúcar, bajo en calorías y con proteínas a tope, porque estoy intentando buscar la forma de darme un capricho sin que me pese tanto.

Con esto no quiero decir que mi blog se vaya a convertir en un blog de repostería dietética, y me gustaría pero aún me queda mucho que aprender, pero voy a intentar alternar recetas de todo tipo, para todos los públicos y que, por supuesto, espero que os gusten.

Vamos con la receta del helado de melocotón, veréis que sencillo y rápido de hacer.

INGREDIENTES:

1 tarrina de queso batido 0%, yo he usado el de la marca Mercadona.
4 melocotones maduros.
Edulcorante líquido al gusto.

PREPARACIÓN:

Para comenzar a preparar nuestro helado es necesario que durante 24 horas hayamos puesto a congelar el contenedor de la heladera.

En el bol de la batidora, ponemos nuestros melocotones troceados y los batimos hasta obtener un puré de los mismos.

En un bol, mezclamos con la ayuda de unas varillas, la tarrina de queso batido junto con el puré de melocotones y el edulcorante líquido al gusto. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren. Reservamos en la nevera como mínimo 4 horas.

Transcurrido este tiempo, ponemos en funcionamiento nuestro heladera y poco a poco, con la máquina siempre funcionando, vamos añadiendo nuestra mezcla de queso y melocotones.

Dejamos la heladera trabajar el tiempo necesario, hasta que el helado adquiera la consistencia adecuada. Supongo que depende de cada máquina, pero con este calor y con la de Lidl, yo necesito algo más de 30 minutos.

Cuando hayamos obtenido la textura adecuada y con la ayuda de una espátula de madera, retiramos el helado de la máquina y lo trasladamos a un bol o recipiente, donde lo dejaremos dentro del congelador para que se vuelva más sólido durante aproximadamente 30 minutos más.

Cuando haya pasado este tiempo ya tendremos listo nuestro sano y delicioso helado, al que podemos acompañar de trocitos de melocotón, así le añadimos sabor y textura.

Porque cuidarse no debería de estar reñido con disfrutar de lo bueno, espero que os guste y que os animéis a refrescaros y hacer que el verano sea más llevadero con este helado light.

Feliz semana y a lucir tipazo amigos. Un beso fuerte y hasta la próxima receta.