Páginas

Plumcake de limón y arándanos

jueves, 12 de marzo de 2015




Llevaba tanto tiempo queriendo hacer un bizcocho con limón y arándanos, que este fin de semana no he podido seguir aguantando la tentación y por fin he podido disfrutar de él.

A mi madre le apasionan los bizcochos y yo, que tengo un blog de repostería, casi nunca le dedico una entrada a un bizcocho de los de toda la vida y mira que están deliciosos.

Mi mente siempre está dándole vueltas a recetas más enrevesadas y novedosas y muchas veces descuido las recetas de toda la vida, que injusto, no??

Pero es cierto que de un tiempo a esta parte tenía muchas, muchas, muchísimas ganas de comerme un bizcocho de esos que te recuerdan a cuando eras pequeña y tu madre te los preparaba para merendar.

En mi casa, siempre había algún dulce casero. Recuerdo siempre que mi casa olía a bizcocho, magdalenas o a café. Esos son mis recuerdos olfativos de la infancia.

De mi infancia gracias a mi madre y del presente gracias a mi locura repostera y a mi "Obsesión variada por la repostería en general", nuestra casa sigue oliendo igual de bien.

Mi madres es la gran culpable de esta afición mía por el dulce en todas sus versiones.

Aquí tenéis amigos mi último antojo, mi receta del fin de semana, Plumcake de arándanos y limón.

Ay, es que me encantan los arándanos frescos y los he tenido que incluir en esta receta. Os recomiendo que si os animáis a prepararlo en casa, le echéis más cantidad, porque cada vez que muerdes uno se convierte en una auténtica delicia.

Os dejo con la esta sencilla pero deliciosa receta.


INGREDIENTES:

  • 250 grs. de mantequilla ablandada.
  • 250 grs. de azúcar blanca.
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón.
  • 4 huevos normales.
  • 300 grs. de harina de todo uso.
  • 50 grs. de maicena.
  • 1 pizca de sal.
  • 3 cucharaditas de levadura química.
  • 100 grs. de arándanos frescos.


PREPARACIÓN:

Precalentamos nuestro el horno a 180º y engrasamos nuestro molde para plumcake con un poco de mantequilla. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa y hasta que la misma blanquee.

Añadimos los huevos uno a uno y sin dejar de batir. Cuando los huevos estén bien integrados, tamizamos sobre la masa la harina con la maicena, la levadura y la pizca de sal.

Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren, teniendo mucho cuidado de no sobrebatir  para evitar que se nos quede duro el bizcocho.

Añadimos los arándanos enteros a la masa y con la ayuda de una espátula los mezclamos con mucho cuidado para evitar que los arándanos se rompan.

Echamos nuestra masa en el molde y horneamos durante 1 hora aproximadamente o hasta que al pinchar nuestro bizcocho con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y esperamos unos 10 minutos para que se enfríe un poco antes sacarlo del molde.

Desmoldamos y dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Antes de servir y a modo de decoración, le espolvoreamos sobre la superficie azúcar glasé al gusto.




Y hasta aquí la receta de hoy, os aseguro que en cuanto probéis este bizcocho se convertirá en el desayuno o merienda ideal para vosotros.

La combinación del limón y los arándanos hacen que este sencillo postre conquiste el corazón de todo el que lo prueba.

Un besazo y hasta el próximo jueves amigos.