Páginas

CHOCOLATE SHORTBREAD CAKE

jueves, 5 de febrero de 2015




Antes de nada, debo pediros disculpas amigos por no haber podido publicar esta entrada el jueves pasado como os prometí.

Como todos sabéis, porque no he parado de dar la paliza, el martes 27 fue mi segundo cumpleblog y como os dije en aquella entrada, os presentaría la tarta con la que lo celebré, pero porque la vida es como es y sorpresas nos trae sin avisar, el jueves no tuve para nada un buen día y no me encontré con la suficiente energía como para publicar.

Lo más importante de todo es que aunque en un momento dado lo veas todo muy negro y muy complicado, siempre vuelve a salir el sol....porque, las cosas siempre pasan por algo y yo estoy convencida de que, aunque haya decisiones difíciles de tomar, siempre hay que mirar hacía delante para progresar y mejorar lo máximo posible.

Así que ese fue mi jueves, progresando hacia una nueva y mejor vida, por eso necesité mi día de duelo que justo coincidió con el día que publico, pero bueno, las cosas pasan y hay que afrontarlas porque no se controlar y surgen sin más.

Espero que me entendáis y nada, ahora de nuevo estoy con todos vosotros más feliz que nunca y con la misma energía de siempre.

Y ahora sí, como lo prometido es deuda, aquí os traigo la receta de la tarta con la que celebramos en casa mi segundo cumpleblog.

Y como no podía ser de otra manera, el sabor elegido fue el chocolate. Ay, creo que os tengo que tener aburridos con tantas recetas chocolateadas pero es que es superior a mis fuerzas, es ver una receta que lleve este ingrediente y no puedo parar hasta hacerla y degustarla.

Investigando en internet, descubrí esta maravilla y aunque le di muchas vueltas, al final me decanté por ella y bueno, siendo sinceros, me esperaba más.

Sí, no os puedo mentir, es una tarta que está muy buena pero para mi gusto (y mira si a mí me encanta el dulce) resulta demasiado empalagosa, y eso que yo adapté la receta y le quité azúcar al frosting, pero aún así resulta demasiado azucarada. Así que, aviso a navegantes poco amantes de lo dulce dulce, ésta no es vuestra receta.

La base de la tarta es un Shortbread de chocolate, recubierto por un denso y contundente frosting de mantequilla de chocolate, vamos que para los amantes de cacao puede convertirse en todo un referente.

El frosting se asemeja a una mousse, que junto con la textura crujiente de la galleta que hace de base se convierte en una combinación bastante interesante. De hecho, la galleta tiene ese sabor amargo del cacao sin azúcar, cosa que ayuda a equilibrar el dulzor de la cobertura.

Lo mejor de esta tarta es que es sencilla y más que rápida, vamos que en un periquete tienes postre para sorprender al más goloso de la familia. Eso sí, te recomiendo que la saques de la nevera una media hora antes de consumirla, para que la cobertura adquiera la textura y firmeza adecuada.



INGREDIENTES PARA EL SHORTBREAD DE CHOCOLATE:

  • 1 ½ taza más 2 cucharadas de harina para todo uso.
  • ½ taza de polvo de cacao sin azúcar.
  • ½ taza de caster sugar.
  • 240 grs de mantequilla derretida


INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CHOCOLATE:

  • 250 grs de mantequilla sin sal en pomada.
  • 3 ½ tazas de azúcar extrafino o icing sugar.
  • ½ taza de polvo de cacao.
  • ½ cucharadita de sal de mesa.
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.
  • 4 cucharadas de nata líquida.
  • M&M con o sin cacahuete para decorar.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestro molde elegido para la ocasión engrasándolo con un poco de mantequilla. Reservamos.

Para preparar la base de galleta: En un bol mezclamos la harina, el cacao en polvo, el azúcar y la mantequilla derretida, hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una masa uniforme.

Repartimos nuestra base de galleta sobre el molde que teníamos reservado y engrasado de manera uniforme, presionando sobre la misma para que quede igual por todas partes.

Horneamos durante aproximadamente unos 20 minutos. Transcurrido este tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar completamente dentro del molde.

Para preparar la crema de mantequilla: En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla durante unos 3 minutos aproximadamente para que blanquee.

A continuación, añadimos el resto de los ingredientes y mezclamos a velocidad media durante otros 3 minutos más.

Cuando tengamos lista nuestra crema de mantequilla, la repartimos sobre nuestra base de galleta (shortbread de chocolate) la cual tenemos totalmente fría, de lo contrario se nos derretirá toda la crema. Repartimos la crema con la ayuda de una espátula, procurando que quede lo más lisa e igualada posible por toda la superficie.

Decoramos nuestra tarta con los M&M que hayamos elegido, los mismo son lo que no llevan cacahuete por dentro, pero estoy segura de que quedará deliciosa con cualquiera de los dos jejeje. Por cierto, os he dicho alguna vez que adoro los M&M!!!

La conservación ideal es dentro de la nevera, pero os aconsejo que la saquéis una media hora antes de consumirla preferentemente, de esta forma la crema de mantequilla adquirirá la textura de mousse ideal, de la otra forma estará demasiado dura para poder disfrutar de su sabor al completo.

Y hasta aquí mi receta cumpleañera, espero que os haya gustado tanto como a mi compi del cole. De verdad, necesito ir regalando dulces a mis seres queridos o de lo contrario terminaré rodando en lugar de andando jejeje.

Una última cosa más, ¿Me ayudáis a soplar las velas y pedir todos juntos un deseo? Vamos a por ello que ya tengo todo preparado...



Un beso fuerte y hasta la próxima receta amigos.