Páginas

HALLOWEEN POKE CAKE

miércoles, 29 de octubre de 2014




Hoy os traigo la receta que he elegido este año para celebrar el día más aterrador del año.

La verdad es que está complicado pensar en hacer algo innovador porque....está todo inventado. Te metes en internet y encuentras miles y miles de recetas de Halloween y por supuesto, a cada cual más interesante y atrayente.

Por eso, y aprovechando que hace unos meses hice un pedido a una web de repostería americana, me he decidido por un "Poke Cake de chocolate con pudding de oreo" en forma de cementerio.

Y una vez más, esta receta ha sido todo un acierto. La combinación de este bizcocho (Devil's Food Cake casero) más el pudding de oreo y la galleta triturada por encima queda espectacular.

En cuanto probé la primera cucharada tuve una regresión a mi infancia. Su sabor me trasladó a las meriendas en el salón de mi casa, viendo los dibujos junto a mi hermano, con una taza de leche sobre la mesa y uno esos pastelitos que tanto me gustaban en mi mano. Cerrar los ojos y oler este Poke Cake me hacía sentir que estaba desenvolviendo y disfrutando de un "Tigretón".

Porque este pastel huele y sabe igual que un "Tigretón", así que os podéis imaginar mi reacción. ¡¡Los "Tigretones" han sido y serán siempre unos de mis pastelitos preferidos!! Ayer solo me faltaba hacer el pino con las orejas, menuda triunfada y así, sin ser un acto premeditado, casi por casualidad jejeje.

Por experiencia propia os digo que con este pastel triunfaréis seguro, entre los peques de la casa, por el sabor y la presentación, y también entre los no tan peques porque es un auténtica delicia.

Os animo a todos a que os pongáis manos a la obra y preparéis este Poke Cake. Aún estáis a tiempo de sorprender y asustar "dulcemente" en la noche del miedo mundial, en la que la frase "Truco o Trato" es la más repetida en las calles de América y a este paso también lo será en España.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO DEVIL'S FOOD CAKE:

  • 280 grs harina.
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico.
  • 1/4 cucharadita sal.
  • 250 grs mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 220 grs azúcar moreno claro.
  • 185 grs azúcar blanca.
  • 4 huevos.
  • 2 cucharaditas de vainilla en pasta.
  • 125 grs chocolate de cobertura sin azúcar, derretido.
  • 250 ml buttermilk.


INGREDIENTES PARA EL PUDDING DE OREO:

  • 1 paquete de pudding de oreo.
  • 550 ml de leche entera fría.


INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN:

  • 3 paquetes individuales de galletas Oreo (vienen 4 galletas en cada paquete).
  • Decoraciones de Halloween de chocolate, yo las compré en Lidl.


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos un molde rectangular, yo al mío le puse papel de hornear en la base también.

En un cazo derretimos al baño maría derretir el chocolate. Reservamos.

Tamizamos la harina, la sal y el bicarbonato. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla con los dos azúcares hasta que la mezcla blanquee y adquiera una consistencia esponjosa.

Añadimos los huevo uno a uno, es importante no añadir el siguiente hasta que el anterior se haya incorporado totalmente. Continuamos batiendo un minuto después de cada huevo.

Cuando hayamos incorporado todos los huevos, añadir la vainilla y mezclamos bien.

Añadimos el chocolate derretido y batimos hasta que consigamos una mezcla de un color uniforme.

Añadimos los ingredientes secos que teníamos reservados en tres veces (la mezcla de harina, sal y bicarbonato), y el buttermilk en dos veces. Comenzaremos con los secos, continuaremos con el buttermilk y terminaremos con los secos.

Tenemos que tener en cuenta que es muy importante que cada vez que añadimos un ingrediente es fundamental batir bien antes de incorporar el siguiente ingrediente.

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, la echamos en el molde rectangular que teníamos reservado y horneamos durante 30 minutos o hasta que al pinchar el bizcocho un palillo, éste salga limpio.

Cuando esté listo el bizcocho, sacamos del horno, dejamos reposar unos 10 minutos y justo en ese momento, cuando todavía está caliente el bizcocho, agujereamos toda la superficie del mismo con el mango de una cuchara de madera. Recordad que cuantos más agujeros hagáis al bizcocho, más relleno tendrá, así que no tengáis piedad jejeje. Reservamos.



PREPARACIÓN DEL PUDDING DE OREO:

En un cuenco, con la ayuda de una varilla, mezclamos la leche fría con los polvos del pudding de oreo durante unos 2 minutos hasta que espese y adquiera la consistencia que necesitamos para rellenar nuestro Poke Cake.

En el paquete pone que solo se necesitan 500 ml de leche, pero yo eché un poco más para que no quedara tan espeso y así poder echarlo por encima de mi bizcocho agujereado y que penetraba bien por todos los agujeros.

MONTAJE DEL POKE CAKE:

Una vez listo el pudding de oreo lo echamos sobre toda la superficie de nuestro bizcocho agujereado, asegurándonos que el líquido entra bien por todos los huecos.

Con la ayuda de una espátula alisamos la superficie lo mejor que podamos. Reservamos.

En una bolsa echamos las galletas oreo y con la ayuda de un rodillo de cocina trituramos las galletas, hasta obtener una mezcla parecida a la tierra.

Espolvoreamos las galletas trituradas por la superficie de nuestro bizcocho con pudding.

Terminamos decorando el pastel con las decoraciones de chocolate elegidas para la ocasión. En mi caso, lápidas de chocolate negro y calabazas de chocolate blanco a la naranja.


Y hasta aquí la receta terrorífica de este año, espero que os haya gustado y sobre todo te tengáis un rato para prepararla en casa.

Pasadlo en grande y no comáis muchas chuches.

Un beso fuerte y gracias por leerme.