Páginas

PUDDING DE NARANJA Y CABELLO DE ÁNGEL

lunes, 21 de abril de 2014






Esta es una de las recetas de mi madre, de esas que recuerdas desde que eres pequeña.

En casa somos bastante aficionados a los postres que incluyen fruta, mi padre es un auténtico forofo y si te lo quieres ganar, no tienes nada más que prepararle algo cuyo ingrediente principal sea la fruta, da igual cual de ellas porque le gustan todas.

Además, una de las obsesiones de mi madre es que no falte el pan en casa, prefiere comprar una barra más antes que quedarse sin él.  La verdad es que somos bastante paneros y no concebimos una comida o cena sin pan.

Debido a esta manía, por llamarla de alguna forma, de mi madre casi siempre tenemos pan del día anterior en casa y gracias a ella en más de una ocasión podemos preparar este rico pudding.

El pudding admite todo tipo de frutas, confitadas o frescas, e incluso si no tenéis pan del día anterior y por el contrario tenéis en alguno de vuestros armarios algunos bollos que ya no estén muy blanditos (como por ejemplo croissants) podéis usarlos sin problema.

En esta ocasión decidimos echarle "cabello de ángel", pues hacía poco que habíamos abierto un bote para otra receta y  nos había sobrado así que.......para dentro!!!! Y la verdad es que fue un acierto total pues le dio una melosidad especial.

Os dejo con la receta. Sencilla, rápida y deliciosa, ¿os animáis?


INGREDIENTES:

  • 1/2 litro de leche caliente.
  • 100 grs de pan del día anterior sin corteza o cualquier otro dulce que tengáis un poco duro.
  • 10 cucharadas de azúcar.
  • 4 cucharadas de agua.
  • 3 huevos.
  • 4 cucharadas de mermelada de naranja.
  • 75 grs de cabellos de ángel.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Preparamos un bol con agua donde nos quepa el molde donde vamos a hacer el pudding, ya que va horneado al baño María.

Desmenuzamos el pan en un cuenco y lo cubrimos con la leche caliente. Dejamos reposar.

Mientras tanto, en un molde rectangular apto para el microondas, echamos las 4 cucharadas de agua y las 4 cucharadas de azúcar para preparar un caramelo que sea la base del pudding. Lo introducimos en el microondas un par de minutos hasta que veamos que adquiere un color dorado. Lo sacamos y dejamos reposar.

A continuación, añadimos a la leche con el pan, los huevos, el azúcar restante y la mermelada y batimos todo bien. Por último añadimos el cabello de ángel y mezclamos bien con la ayuda de una espátula.

Echamos la mezcla al molde que teníamos reservado con el caramelo ya preparado y lo metemos en el hornos, dentro del bol con agua para hacerlo al baño María.

Horneamos aproximadamente durante 50-60 minutos. Transcurrido este tiempo, pinchamos para comprobar si está cocido por dentro. La brocheta tiene que salir limpia.

Sacamos del horno, dejamos enfriar y cuando esté frío totalmente desmoldamos con la ayuda de un cuchillo.

Deseo que os guste tanto como a nosotros.

Un beso fuerte y gracias por leerme.

¡¡Hasta la próxima receta!!