Páginas

ARROZ CON LECHE, DIGO LECHE CONDENSADA

jueves, 3 de abril de 2014


Hoy os traigo una de las recetas de mi madre, es ella la experta del arroz con leche.

En casa es uno de los postres tradicionales preferidos, a mi padre le encanta y cuando mi madre lo hace parece que vaya a invitar a todo el edificio, ¡¡¡hace una cacerola enorme!!!

Cuando la ves en el fuego, parece mentira que una familia de cinco miembros (cuento a mi chico que también colabora siempre que puede) pueda comerse todo ese arroz con leche, pero al final, acabamos con él en menos tiempo del esperado, y es que está tan bueno que apetece fresquito a cualquier hora.

En esta receta, mi madre incluyó un nuevo ingrediente y por el título de la receta podéis adivinar de qué ingrediente se trata, sí amigos golosos como yo, ¡¡leche condensada!! sí, habéis leído bien y el sabor final es.....espectacular.

La idea de echarle leche condensada, se la dieron en la peluquería, escuchó una receta de arroz con leche que hacía su peluquera y cuando llegó se puso manos a la obra sin decir nada a nadie. Estaba esperando el veredicto y la "prueba de sabor" de los comensales para terminar confesando jejeje Y la verdad es que nos encantó a todos, le dimos el más que aprobado, qué digo aprobado, ¡¡matrícula de honor!! porque estaba delicioso.


No os dejéis engañar pensado que estará muy muy dulce porque no lo es, lo que aporta la leche condensada es untuosidad y textura, además de que le ayuda a mantenerse tierno por más tiempo. Hacedme caso y probarlo, eso sí, cuando lo hagáis, decidme please!!


INGREDIENTES: (como os he dicho antes mi madre hace una barbaridad, haced la mitad si no tenéis a quien regalar jejeje)
  • 600 grs de arroz.
  • 2 litros de leche entera.
  • 700 grs de azúcar.
  • 1 bote pequeño de leche condensada.
  • Canela en rama.
  • Cáscara de un limón.
  • Canela en polvo al gusto.

PREPARACIÓN:

En un cazo ponemos a cocer agua, cuando ésta rompa a hervir, echamos el arroz y lo dejamos a fuego vivo unos 10 minutos. Retiramos del fuego y lo escurrimos bien con la ayuda de un escurridor. Reservamos.

En otra olla, ponemos al fuego los 2 litros de leche junto con la cáscara de limón, la canela en rama y el azúcar. Cuando la leche esté caliente y el azúcar se haya disuelto, echamos el arroz que teníamos escurriendo y lo dejamos hervir durante 30 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.

Transcurrido este tiempo, probamos el arroz para comprobar que está blando. Si tiene la dureza que nos gusta, retiramos del fuego.

Quitamos la cáscara del limón y echamos el bote de leche condensada. Removemos con cuidado con la cuchara de madera hasta que la leche condensada se haya integrado por completo.

A continuación y sin dejar enfriar, pasamos el arroz con leche a nuestra bandeja de presentación. Podéis hacerlo en una  fuente grande o en recipientes individuales.

Para terminar, espolvoreamos con la canela en polvo al gusto por toda la superficie, en casa nos gusta mucho así que la ponemos a conciencia jejeje.

Dejamos enfriar por completo antes de servir.

Para conservarlo es necesario taparlo con papel film, así evitaremos que se seque en exceso, y por supuesto, dentro de la nevera.

Y tachán.....ya tenemos listo unos de los postres tradicionales por excelencia.


Sencillo, bueno y de toda la vida, eso sí, añadiéndole modernidad con el toque de leche condensada.

Espero que os haya gustado y sobre todo que os animéis añadirle este nuevo ingrediente la próxima vez que lo hagáis en casa.

Un beso fuerte y hasta la próxima receta.