Páginas

ROSCÓN DE REYES

martes, 7 de enero de 2014


Por supuesto, sé que todos los blogs se llenan de recetas de Roscón en estas fechas y que estáis saturados de ver lo mismo en todas partes, pero....sería un delito que en Obsesión Cupcake no encontrarais una receta de este dulce típico.

Además, tengo que reconocer que el Roscón de Reyes es uno de mis dulces preferidos de TODO el año, y sí, escribo TODO con mayúsculas porque es la verdad.

Me encanta y es el único dulce que mojo que en mi Cola Cao jejejeje, tengo que reconocer que soy un poco rara con el tema de las texturas a la hora de comer y que no me gustan las cosas blandas ni humedas, por eso no me gustan las tartas borrachas, ni los bizcochos húmedos y además nunca mojo ningún dulce en leche o café, ni galletas, ni bizcochos ni nada de nada salvo una sola cosa...................el Roscón de Reyes.


La verdad es que me ha costado bastante decidirme por la receta, he estado mirando en internet y leyendo bastante antes de decidirme, hay tantas recetas diferentes y tantos comentarios que miedo me daba pero tenía ganas de lanzarme a la aventura y después de Panettone me he hecho fuerte y creo que puedo con todo, aunque muchos comentarios que he leído por ahí dicen que a la primera es difícil que salga algo decente pero aquí tenéis mi resultado.

Otro motivo por el que me he decidido a hacerlo, a parte de que estoy loca con la repostería y quiero hacerlo todo y más, es debido a un estudio que leí hace un par de semanas acerca de la calidad de los roscones de diferentes establecimientos y sinceramente, todos dejan bastante que desear, hasta los que superaban la prueba, alucinante. Así porque todo esto, me puse manos a la obra y el día 6 de enero en casa pudimos disfrutar la llegada de los Reyes Magos con este delicioso Roscón, espero que os guste.


INGREDIENTES:

Para preparar la masa madre


  • 70 ml de leche entera.
  • 1 sobre de levadura de panadería.
  • 1 cucharadita de azúcar blanca.
  • 130 grs de harina de fuerza.


Para el azúcar glas aromatizado


  • 120 grs de azúcar glas.
  • La ralladura de la piel de medio limón.
  • La ralladura de la piel de media naranja.


Para la masa


  • 60 ml de leche entera.
  • 70 grs de mantequilla blandita.
  • 2 huevos.
  • 2 sobres de levadura de panadería.
  • 25 ml de agua de azahar.
  • 450 grs de harina de fuerza.
  • 1 pellizco de sal.
  • Los 120 grs de azúcar glas que hemos aromatizado con las ralladuras de las pieles del limón y la naranja.


Para la decoración

  • 1 huevo batido.
  • Azúcar blanca que habremos humedecido con unas gotas de agua.
  • Frutas confitadas (naranja y calabaza verde).
  • Guindas en almíbar.
  • Almendras fileteadas.


ELABORACIÓN:


Preparación de la masa madre:

Templamos la leche y deshacemos en ella la levadura. Cuando la tengamos deshecha, mezclamos el resto de los ingredientes y formamos una bola.

En un bol hondo, ponemos agua templada y sumergimos nuestra bola de masa madre en él. Cuando veamos que se despega un poco del fondo (como si flotara levemente), tardara unos 20 minutos aproximadamente, tendremos nuestra masa madre lista para utilizar con la masa principal.


La masa principal:

Templamos la leche y disolvemos la levadura en ella para favorecer su fermentación.

En el bol de la amasadora, yo utilicé mi KitchenAid, pero podéis hacerlo perfectamente a mano, tamizamos la harina.

Una vez tamizada la harina, añadimos el resto de los ingredientes (los huevos, el azúcar y la mantequilla, la pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre y la leche con la levadura disuelta).

Mezclamos bien todos los ingredientes durante unos 7-10 minutos aproximadamente a velocidad media o hasta que veamos que hemos conseguido una masa elástica.

Hacemos una bola con la masa y la ponemos en un bol, previamente untado en aceite para evitar que se pegue y la tapamos con un film transparente, el cual también habremos untado con aceite, y lo dejamos levar para que aumente su tamaño, unas cuatro o cinco horas como mínimo.


Transcurrido este tiempo y una vez que la masa haya duplicado su volumen, la dividimos en dos y hacemos con ella una bola y las dejamos reposar unos cinco minutos.

A continuación, les empezamos a dar forma a los roscones. Para ello, introducimos los dedos en el centro y vamos agrandando el agujero.

Colocamos los roscones sobre una bandeja de horno, en la que previamente hemos puesto papel de hornear. Para evitar que el agujero se cierre, ponemos algo en el centro, yo he utilizado dos botes de tomate envueltos en papel de aluminio previamente engrasados con aceite.

Dejamos reposar hasta que doblen su volumen, unas dos horas aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, con mucho cuidado y con la ayuda de una brocha de silicona, pintamos nuestro roscón con el huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón.

Terminamos el roscón, adornamos con el azúcar humedecido, las frutas confitadas y las almendras laminadas.


Precalentamos el horno a 200°, con calor arriba y abajo y horneamos entre 15 y 18 minutos. Los primeros 10 minutos serán a 200º, pero después tenemos que bajar la temperatura a 180° para los últimos 10 minutos de cocción, si vemos que se tuesta demasiado podemos poner un papel de aluminio por encima para evitar que se nos queme.

Cuando veamos que nuestro roscón está horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío podemos rellenarlo al gusto con nata, trufa o dejarlo tal cual para degustar con el café de la mañana.



Como me salieron dos medianos, rellené uno de nata y el otro solo para poder mojarlo en el cola cao, ese es mi desayuno de Reyes desde que soy pequeña y este año no podía ser menos siendo yo la que ha hecho los roscones.

La verdad es que está delicioso y aunque éste ha sido mi primer roscón, os puedo asegurar que no será el último y por supuesto, en casa ya no se compran roscones porque la diferencia de sabor es notable, quedan deliciosos!!!



Ahora ya sí, se acabaron las fiestas y las recetas típicas del momento, la verdad es que el cuerpo estaba pidiéndolo a gritos, necesitamos volver a la rutina y depurarnos un poco, pero solo un poco, eh?? jejeje.

La semana que viene os traeré una nueva receta, dulce por supuesto. Un beso fuerte a todos!!!!