Páginas

PANETTONE DE FRUTAS

martes, 31 de diciembre de 2013



Pues sí, lo sé, ya iba siendo hora de que publicara alguna receta navideña. Vamos que si me descuido pasan las fiestas y yo sigo sin hacerlo, pero sinceramente, necesitaba unos días de relax y de desconectar de todo un poco.

Además, voy a estrenarme a lo grande porque lo bueno se hace esperar (eso he oído), os traigo una receta de Panettone y en realidad os tengo que reconocer que hacer este bollo son palabras mayores ya que requiere mucha paciencia y mucho trabajo.

No os puedo decir que se trata de una receta sencilla, os estaría engañando pero qué le voy a hacer si me gustan los retos jejeje.

Éste es uno de los bollos preferidos de mi chico y por eso me animé a hacerlo, estaba cansada de probar los que venden en todas las tiendas y aunque están bastante buenos, es algo innegable, realmente se quedan años luz de éste.

El prepararlo requiere casi dos días de trabajo y de dedicación al pequeño pero no os desaniméis con estas palabras, al revés, poneros a ello sin pensar en lo que conlleva sino en el sabor natural y delicioso de este Panettone, porque costar cuesta pero yo os prometo que volveré a hacerlo sin duda.

El proceso de elaboración de mis Panettones tiene su historia, solo contaros que los terminé de hornear a las 2.30 de la madrugada, que tuve a mi chico de arriba para abajo y que estuve mirando como crecían en el horno hasta que los terminé sacando, es increíble y emocionante ver como crecen en el horno.

Estoy tan orgullosa de mis pequeños jejejeje y luego el sabor y su textura......ummmm deliciosos.

Os paso la receta que consta de tres pasos, aquí la tenéis y os prometo que si la seguí a pies juntillas podréis disfrutar del sabor del mejor Panettone que hayáis comido nunca.


INGREDIENTES PARA EL PREFERMENTO:


  • 110 ml de leche entera.
  • 110 grs de harina de fuerza.
  • 2 grs de levadura de panadero liofilizada (6 g de levadura fresca).


INGREDIENTES PARA LA PRIMERA MASA:


  • 4 huevos enteros.
  • 2 yemas.
  • El prefermento.
  • 550 grs de harina de fuerza.
  • 130 grs de azúcar.
  • 140 grs de mantequilla ablandada.
  • 2 cucharadas de ron.


INGREDIENTES PARA LA SEGUNDA MASA:


  • La primera masa.
  • 270 grs de harina de fuerza.
  • 3 huevos y 3 yemas.
  • 140 grs de mantequilla ablandada.
  • 75 grs de azúcar.
  • 1 pizca de sal.
  • 10 grs de miel.
  • 1 cuchara de vainilla en pasta.
  • 400 grs de fruta confitada variada en trocitos (pasas, naranja, sidra, ciruela, guindas...)


PREPARACIÓN:


  • Prefermento

Preparamos el prefermento la noche anterior. Mezclamos todos los ingredientes en un bol, lo tapamos, y lo dejamos fermentar toda la noche a temperatura ambiente. Es fundamental que este prefermento leve lentamente, por eso añadimos tan poca levadura.



  • Primera masa

Batimos los huevos, las yemas, el ron y el azúcar, cuando estos ingredientes estén bien mezclados, añadimos todos los demás ingredientes, menos la mantequilla. Amasamos un poco con el robot de cocina. Yo utilicé mi KitchenAid, pero también podéis hacerlo a mano.

Cuando estén todos los ingredientes bien integrados, añadimos la mantequilla a trocitos y sin dejar de batir, hasta tenerla toda incorporada. Obtendremos una masa poco pegajosa y algo dura.

Amasamos esta primera masa hasta que esté lisa y elástica. La ponemos en un cuenco, previamente untado con aceite y la dejamos que doble el volumen, bien tapada y en un sitio caldeado. A mí me tardo casi seis horas, con este frío tarda más. Y para acelerar el proceso puse un calefactor cerca.



  • Segunda masa

En el bol de la amasadora batimos los huevos y yemas de la segunda masa con la miel, la vainilla y el azúcar. Añadimos la harina y mezclamos bien.

Añadimos entonces la primera masa y amasamos con el robot de cocina, repito que podéis hacerlo a mano, aunque el robot es de gran ayuda para este trabajo. Pero si no tenéis uno en casa no os desaniméis y hacerlo, pensar que el panettone está tremendo y que vais a echar unos brazos increíbles. Porque la repostería puede estar unida al deporte jejejeje.

Cuando empiece a estar lisa añadimos la mantequilla a trocitos, igual que antes. Tendremos que amasar bastante rato ya que es una masa con mucha grasa y azúcar, que interfieren en la formación del gluten.

Cuando la masa esté bien lisa y elástica, la sacamos del robot de cocina. Enharinamos unas superficie lisa donde vayamos a  trabajar, la encimera de la cocina o una mesa y aplastamos la masa en forma de rectángulo, repartimos los trozos de fruta por toda la masa. Una vez hecho esto, doblamos los extremos de la masa hacia el centro y ponemos más trozos de fruta por estas partes.

Aproximadamente me salieron como 2.5 kilos de masa, como mis moldes eran pequeños (de 1/2 kilo) lo que hice fue pesar la masa y poner aproximadamente unos 650 grs en cada uno de ellos.

Hacemos una bola con cada porción de masa y la colocamos en el molde de panettone..

Dejamos fermentar los panettone, metiéndolos en una bolsa de plástico hasta que empiecen a asomar por el borde del papel. La masa de panettone debe casi cuadruplicar el volumen en la fermentación. Este proceso puede durar bastante tiempo, pero no desesperéis que al final se logra, los míos fueron tardones y necesitaron casi nueve horas en fermentar.



Una vez fermentados los panettone les hacemos una cruz en la parte superior con un cuchillo afilado y ponemos un pegote de mantequilla en el centro de la cruz.

Los metemos en el horno, previamente caliente a 160º, a nivel bajo, es decir.durante aproximadamente 40 minutos. Comprobaremos que está horneados pinchándolos en un lateral, nunca en el centro, así evitaremos que se bajen.

Los sacamos del horno y les clavamos por la base unas brochetas (las que usamos para hacer pinchitos morunos) para poder colgarlos boca abajo mientras se enfrían. Este es un paso imprescindible para que no se bajen y conseguir la gran esponjosidad que les caracteriza. Debemos dejarlos enfriar por completo antes de darles la vuelta.

Esto es lo que hice yo para que enfriaran, mi cocina era todo un espectáculo visual y olfativo jejeje.




Y aquí podéis ver lo esponjosos que quedaron. Espero que os animéis a hacerlos y que todo el proceso que conllevan no os eche para atrás, estoy segura de que terminaréis tan felices como yo del resultado final.


Un beso fuerte y casi casi.....¡¡FELIZ AÑO NUEVO AMIGOS!!

¡¡¡HASTA EL AÑO QUE VIENE!!!