Páginas

COOKIES DE CALABAZA Y CHOCOLATE

lunes, 11 de noviembre de 2013


Y aquí tenéis la tercera receta que os prometí con calabaza. Si, ese bote que compré para hacer los Cupcakes de calabaza y sirope de arce y para el bizcocho de calabaza y coco.

Os traigo otra receta que sirve tanto para celebrar Halloween (si, ya sé que ha pasado pero nos sirve para el año que viene jejeje) como para disfrutar de un momento especial cualquiera. Una merienda en la mejor compañía, un desayuno para empezar el día con energía, un café después comer.......y qué mejor que acompañar todos estos momentos que unas deliciosas galletas?? las elegidas han sido estas deliciosas cookies de calabaza con chocolate.

Son blanditas y jugosas y admiten cualquier tipo de ingrediente añadido, como por ejemplo arándanos, chips de chocolate blanco, chips de chocolate con leche, pasas o cualquier otra cosa que os guste.

En mi casa les encantaron y la semana que viene, aunque Halloween haya pasado, volveré a hacerlas sin duda porque son unas galletas que dejan huella y que necesitas volver a comer, aunque iré probando con diferentes ingredientes y por supuesto vosotros seréis testigos de mis experimentos.

Aquí va la receta:

INGREDIENTES:

115 grs de mantequilla sin sal.
50 grs de azúcar morena.
100 grs de azúcar blanca.
1 cucharadita de extracto de vainilla.
85 grs de puré de calabaza, yo compré una lata la preparada como ésta:
190 grs de harina para todo uso.
1/4 cucharadita de sal.
1/4 cucharadita de levadura química.
1/4 cucharadita de bicarbonato de sodio.
1 y 1/2 cucharaditas de canela en polvo.
1/4 cucharadita de jenjibre molido.
1/4 cucharadita de clavo molido.
100 grs de chocolate semi-dulce.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170 º y cubrimos una bandeja de horno con papel para hornear. Reservamos.

En un bol mediano, batimos la mantequilla derretida, el azúcar morena y el azúcar blanca hasta que no queden grumos. Agregamos la vainilla y el puré de calabaza hasta que esté suave. Reservamos.

En otro bol grande, mezclamos la harina, la sal, la levadura química, el bicarbonato, la canela y el jenjibre. Vertemos los ingredientes húmedos a los ingredientes secos y mezclamos con una cuchara o espátula.

Esta masa de galletas es muy suave así que no os asustéis si no la veis muy consistente. Añadimos las pepitas de chocolate y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Cubrimos la masa con film transparente y refrigeramos por lo menos durante 30 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos la masa del refrigerador y hacemos bolas con la masa de aproximadamente 1 cucharadas de masa cada una, importante dejar espacio entre ellas, ya que durante el horneado tienden a expandirse y a crecer con el calor.

Horneamos las galletas durante 8-10 minutos. Transcurrido este tiempo, las cookies que se verán muy suaves y blanditas pero es importante sacarlas del horno en este momento, ya que mantenerlas en el horno durante más tiempo podría secarlas y dejarlas duras.

Sacamos las galletas del horno y las dejamos enfriar durante al menos 10 minutos en la bandeja antes de ponerlas en una rejilla para que enfríen por completo.


Unas galletas deliciosas para ofrecer en la noche de Halloween, ¿se os ocurre un dulce mejor? ¿Truco o trato?


Hasta la próxima.

Gracias por leerme.