Páginas

MARPLE BUNDT CAKE

lunes, 3 de junio de 2013




Porque sigo con mi enamoramiento absoluto por los Bundt Cakes y porque adoro el sirope de arce, ya estaba tardando en hacer algo que uniera ambas cosas.

Este Bundt cake es una auténtica delicia, es una mezcla de sabores que solo puedes conocer si le das un bocado porque las palabras se quedan cortas para describirlo.


Rico, suave, esponjoso, dulce, una mezcla que se hace un auténtico placer para los sentidos y si, digo sentidos en plural porque el aroma que desprende es increíble.

Me sabe a caramelo, a nueces, a tostado......es tremendo y creo que sin duda uno de mis preferidos. No dudéis en hacerlo porque triunfaréis sin lugar a dudas.





INGREDIENTES:


  • 200 gr. mantequilla.
  • 280 gr. harina todo uso.
  • 2 cucharaditas de levadura química.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • 1/2 cucharadita sal.
  • 100 gr. azúcar moreno integral, yo usé dark Brown pero lo importante es que sea de caña, la que es más oscura.
  • 2 huevos grandes.
  • 125 ml. sirope de arce.
  • 2 cucharaditas extracto de vainilla.
  • 250 ml. nata fresca.




  • PREPARACIÓN:

    Precalentamos el horno a 175º y engrasamos un molde bundt cake con mantequilla, cuidándonos bien de llevar a todas las esquinas y huecos para de esta forma facilitar el desmoldado.

    Tamizamos juntos la harina, bicarbonato sódico, polvo de hornear, sal y reservamos.

    En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que consigamos una mezcla esponjosa y el azúcar se haya casi disuelto.

    Añadimos los huevos ligeramente batidos y uno a uno, a velocidad baja. No añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado.

    Incorporamos el extracto de vainilla y el sirope de arce y batir unos segundos.

    A velocidad baja, añadimos un tercio de la mezcla de la harina y batir. Añadimos la mitad de la nata fresca y continuamos alternando los ingredientes terminando con la harina.

    Echamos esta mezcla en el molde bundt que teníamos preparado y alisar la superficie con la ayuda de una lengua de silicona y dando unos golpecitos al molde.

    Horneamos aproximadamente unos 45-40 minutos, o hasta que al pincharlo con un palillos en el centro, éste salga totalmente limpio.

    Dejamos enfriar en el molde sobre una rejilla 10 minutos . Pasado este tiempo desmoldamos y dejamos enfriar totalmente boca a abajo sobre una rejilla.

    Para terminar podemos espolvorear azúcar glas por encima para que nos quede más vistoso, aunque cuando lo probemos nos va a resultar igual de irresistible con o sin el adorno del azúcar glas.




    Mirad como disfrutamos de este manjar una tarde de viernes tras unas horas de ensayo!!

    ¿¿Se os ocurre una manera mejor de recuperar la energía gastada tras bailar tres horas seguidas?? el mejor descanso posible, una rica y humeante taza de té acompañada de un pedazo de Bundt cake de sirope de arce para reponer fuerzas y seguir con la danza!!!