Páginas

DELICIA DE CHOCOLATE Y LECHE CONDENSADA

lunes, 18 de marzo de 2013






Este ha sido el pastel que hemos preparado en casa para celebrar el Día del Padre y la verdad es que ha sido un acierto total porque estaba realmente deliciosa, será porque tanto el chocolate como la leche condensada me vuelven loca??? jejejeje seguro!!!!!


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 150 grs de chocolate sin leche para postres.
  • 60 grs de mantequilla.
  • 5 cucharadas de azúcar glass.
  • 3 huevos.
  • 60 grs de harina.
  • 4 cucharadas de agua.

INGREDIENTES PARA LA COBERTURA BLANCA:

  • 13 cucharadas de leche condensada.
  • 200 ml de agua.
  • 3 hojas de gelatina o 1 sobre de gelatina neutra.

SALSA:

  • 100 grs de chocolate sin leche para postres.
  • 20 gs de mantequilla.
  • 2 cucharadas de leche entera.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180 º.

Empezamos preparando el bizcocho. En un bol, derretimos el chocolate con la mantequilla y las cuatro cucharadas de agua en el microondas y mezclamos bien. Añadimos el azúcar glass, las yemas de huevo y la harina y por último incorporamos suavemente las claras batidas a punto de nieve.
Vertemos nuestra mezcla en un molde alargado, tipo plumcake, yo lo cubrí, al menos el fondo, con papel de horno para hacernos más fácil la tarea de desmoldar el pastel.
Horneamos durante unos 15 minutos aproximadamente. Cuando esté listo, lo dejamos enfriar sobre una rejilla y reservamos.



Para la cobertura blanca, hidratamos las hojas de gelatina en un bol con agua fría. Calentamos la leche condensada con los 200 ml de agua, cuando estén bien mezclados, escurrimos las hojas de gelatina y las echamos en nuestra mezcla de agua y leche condensada y las deshacemos.
Vertemos la mezcla en el mismo molde que utilizamos para preparar el bizcocho de chocolate, el cual habremos forrado con film trasparente (esto nos ayudará a desmoldarlo mejor) y lo dejamos enfriar en la nevera durante al menos una hora.



Pasado este tiempo, colocamos el bizcocho de chocolate sobre esta mezcla de leche condensada y dejamos enfriar en la nevera durante dos horas más.



Cuando haya pasado este tiempo, nuestra delicia de chocolate y leche condensada estará lista para degustar, desmoldamos en un bandeja y ahora solo nos queda preparar la salsa de chocolate. Para ello, calentamos en el microondas el chocolate sin leche, la mantequilla y las dos cucharadas de leche entera, mezclamos bien y vertemos sobre nuestro pastel.



Ahora si que tenemos listo este manjar para disfrutar de él con nuestros cinco sentidos. ¿´Quién puede resistirse? :)