Páginas

CUPCAKES BOCADO SORPRESA

martes, 12 de marzo de 2013


Cupcakes de chocolate con naranja y merengue suizo a la naranja.




Esta receta es una más de mis invenciones, hace cuestión de un mes, en el Canal Cocina se organizaba un concurso de Cupcakes y fue ésta la receta con la que participé. El sabor es tradicional pero la presentación es original, eso es lo que buscaba, algo diferente, por eso la idea de cubrir el merengue suizo de naranja con el chocolate, así hasta que lo no muerdes no sabes que oculta ese delicioso bombón de chocolate.
Espero que os guste mi idea y sobre todo que os atreváis a probarlos.




INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 115 grs de mantequilla.
  • 220 grs de azúcar blanca.
  • 3 huevos.
  • 200 grs de harina.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química.
  • 120 ml de leche semi.
  • 1 cucharadita de estracto de vainilla.
  • 75 grs de pepitas de chocolate.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • Mermelada de naranja.

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE SUIZO A LA NARANJA:

  • 4 claras de huevo.
  • 225 grs de azúcar blanco.
  • 350 grs de mantequilla.
  • 1 pizca de colorante en pasta color naranja, yo utilicé el PEACH de Sugaflair.
  • La ralladura de una piel de naranja.


COBERTURA:
  • 200 grs de chocolate sin leche.
  • 1 cucharada de aceite de oliva.




ELABORACIÓN:

Preparamos nuestras cápsulas en la bandeja para Cupcakes, así evitaremos que se abran durante el horneado y reservamos. Precalentamos el horno a 180º.

En un bol tamizamos la levadura junto con la harina y reservamos.

En el bol de la amasadora batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare. Añadimos los huevos uno a uno y a continuación, incorporamos la mitad de la harina que teníamos reservada junto con la levadura y batimos a velocidad media hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Echamos la leche junto con el estracto de vainilla y volvemos a batir. Agregamos el resto de la harina hasta obtener una mezcla homogénea. Por último, echamos las pepitas de chocolate y removermos. Repartimos la mezcla en las cápsulas con la ayuda de la cuchara para hacer bolas de helado y horneamos durante 20 minutos aproximadamente.



Cuando estén horneados, dejamos enfriar completamente sobre una rejilla. Cuando se enfríen, hacemos un agujero en el centro de nuestros Cupcakes con la ayuda del descorazonador de manzanas y los rellenamos con la mermelada de naranja. Reservamos.



Para preparar el merengue suizo, ponemos las claras de huevo en un cuento junto con el azúcar y calentamos al baño María hasta que el azúcar se disuelva, siempre sin dejar de remover para evitar que se quemen.
Cuando el azúcar se haya disuelto pasamos las claras al recipiente de la batidora y empezamos a montarlas, nos os preocupéis sin tardan más en montar, es algo normal al estar calientes. Cuando veamos que hacen picos blancos, es que están listas. Comprobaremos la temperatura de las mismas y si están calientes esperaremos un poquito antes de añadir la mantequilla para evitar que se derrita.
Cuando el merengue esté templado, añadimos la mantequilla y batimos SIN PARAR a velocidad media. A la mitad del proceso, la mezcla parecerá que se estropea y que se corta pero no desesperéis, seguir batiendo, no paréis!!! porque al cabo de unos 10 minutos la mezcla que hasta ahora parecía un auténtico horror pasará a convertirse en una crema sedosa y deliciosa. Lo importante es no dejar de batir JAMÁS!!!! Para terminar, añadimos el colorante en pasta y la ralladura de naranja.
Este es el aspecto que tiene el merengue suizo, ñam ñam.


Rellenamos una manga pastelera con una boquilla grande redonda y vamos colocando pelotitas de merengue suizo sobre nuestros Cupcakes, los míos tenían el tamaño de una nuez, lo podéis ver en esta foto:



En un bol derretimos el chocolate junto con el aceite de oliva y dejamos enfriar sin dejar de remover. Cuando veamos que el chocolate está tirando a frío, vamos sumergiendo nuestros Cupcakes en el mismo, pero solo la bola de merengue suizo, ya que la idea es cubrirla totalmente de chocolate para que sea una sorpresa al morderlos. Es importante que el chocolate esté frío, ya que de lo contrario el merengue se nos derretirá totalmente y será un auténtico desastre jejejeje.



Para decorarlos les puse unos trocitos de naranja confitada.

En casa causaron sensación, a todos los que los probaron les encantaron así que os animo a que los probéis y me contéis!!! Hasta pronto!!!