Páginas

BIZCOCHO DE LECHE DE COCO

miércoles, 20 de marzo de 2013




Este bizcocho lo hice hace mucho tiempo y hoy revisando las fotos he dado con él!! Lo hice porque mi madre es una amante incondicional de los bizcochos en todas sus versiones y cuando vio esta receta en mi libro de Marian Keyes "Salvada por los pasteles" no tardamos nada en hacerlo. Es sencillo y delicioso, el desayuno ideal o la merienda perfecta!!!


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

 170 grs de mantequilla.
300 grs de azúcar.
4 huevos.
1 cucharadita de extracto de vainilla en polvo.
250 grs de harina.
1 sobre de levadura en polvo.
Una pizca de sal.
50 grs de coco rallado.
200 ml de leche de coco (puedes encontrarla en la sección de productos internacionales de Carrefour).


INGREDIENTES PARA EL SIROPE:

200 ml de leche de coco.
40 gs de azúcar moreno.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde con amtequilla y reservamos.

En un bol, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina, añadimos los huevos uno a uno y sin dejar de batir. Añadimos el extracto de vainilla y reservamos.

En otro recipiente mezclamos la harina tamizada, la sal, la levadur y el coco rallado y reservamos también.

Agregamos un tercio de la leche de coco y un tercio de la mezcla de harina a la crema de mantequilla, azúcar y huevos y batimos bien. Añadimos otro tercio de cada y volvemos a batir. Por último, añadimos el resto. Lo hacemos de esta forma para evitar que se formen brumos, así nos quedará una mezcla homogénea y ligera. Vertemos nuestra mezcla en el bol y horneamos durante aproximadamente unos 45 minutos o hasta que al introducir un palillo en el pastel, éste salga limpio.

Cuando esté listo, lo dejamos enfriar por completo sin sacarlo del molde. Con un tenedor pinchamos la superficie muchas veces.

Ahora preparamos el sirope, para ello, calentamos a fuego bajo la leche de coco junto con el azúcar moreno hasta que ésta esté disuelta por completo. Vertemos la mitad del sirope sobre el bizcocho (que sigue en el molde) y dejamos que se cuele por los agujeros. Un par de horas después, añadimos el resto del sirope.

Tenemos que darle tiempo para que se absorba todo el sirope, incluso es recomendable esperar al día siguiente, a la hora de desmoldarlo hay que hacerlo con cuidado ya que es un bizcocho muy húmedo y es fácil que se rompa, por lo que tenemos que tener todo el cuidado del mundo para hacerlo, pero realmente merece la pena porque es un bizcocho jugoso y delicioso ideal para cualquier momento.